Le pusieron un cuchillo en el cuello a un abuelo frente a su hija y su nieta de 4 años para robarle el auto



Un brutal robo ocurrió en el barrio porteño de Saavedra el lunes, cuando dos delincuentes sorprendieron a un abuelo cuando llegaba a su casa con su hija y sus nietas trillizas de cuatro años y le pusieron un cuchillo en el cuello para llevarse su auto.

El momento quedó registrado por cámaras de seguridad. En el video se ve cómo dos ladrones asaltan al hombre por detrás cuando estaba por abrir la puerta de su edificio.

Uno de ellos lo inmoviliza, mientras que el otro le saca las llaves del auto de la mano.

El hombre suplica a los ladrones que dejen bajarse a su hija y sus tres nietas del vehículo. Finalmente, los delincuentes se llevan el auto y la familia, conmocionada, entra al edificio.

El robo ocurrió en la zona de las calles Ramallo y Pinto. Según dijeron vecinos al canal Telefe, se registraron varios robos en los últimos días en el barrio.

Cómo abordar situaciones traumáticas con los nenes

Este tipo de situaciones violentas resultan shockeantes para cualquiera. Para ayudar a los chicos a procesar lo que vivieron, la psicóloga Maritchu Seitún, experta en crianza, que integra y coordina los equipos de Psicología de Niñez y Adolescencia del Centro Médico Domingo Savio en San Isidro, remarcó en diálogo con TN que “hay que decirles la verdad”.

Si bien se trata de edades tempranas, destacó que ya tienen “criterio de realidad” a los 5 y 6 años.

En relación con la manera de procesar lo sucedido, dependiendo de las edades, un camino es el juego. “Ellos repiten jugando muchas veces con muñecos, haciendo de policías y ladrones. Eso y hablar los ayuda a procesar. Que lo cuenten: amasar y amasar la situación. Es hacer activamente lo que sufrió pasivamente”, explicó Seitún. “Al estrés hay que descargarlo y los nenes hasta los 6 o 7 años procesan mucho mejor a través del juego”, aclaró.