Una estufa causó el incendio de una vivienda y provocó la muerte de dos nenes y un joven



Faltaban unos minutos para las 5 de este domingo cuando los vecinos del barrio San Carlos comenzaron a escuchar gritos. Los pedidos de auxilio provenían de una vivienda que se estaba prendiendo fuego. En el trágico espisodio murieron de dos niños de 2 y 8 años, y el padre de la nena fallecida, de 22 años.

Además, hay una adolescente de 13 años que se encuentra en grave estado y debió ser trasladada de urgencia al Hospital Garrahan.

El siniestro ocurrió en una casa ubicada en las intersecciones de las calles 147 y 518, en el Oeste de la capital de la provincia de Buenos Aires. Tras un llamado al 911, los Bomberos de La Plata, con la ayuda de los agentes de la Policía Bonaerense, acudieron al lugar para sofocar las llamas que ya se habían apoderado de la propiedad en donde dormía una familia compuesta por siete integrantes.

Minutos antes de que llegaran los bomberos, fueron los vecinos de la cuadra los que realizaron los primeros trabajos de rescate. Por ese motivo, varios de los residentes de esa zona debieron ser asistidos por intoxicación con monóxido de carbono. Algunos tuvieron que ser derivados, en un principio, a los hospitales más cercanos pero no quedaron internados.

Todavía se desconocen las causas del incendio, ya que el personal de Bomberos continúa realizando las pericias correspondientes para determinar qué desató las llamas y provocó la tragedia. Mientras tanto, el siniestro es investigado por la fiscalía de turno de La Plata, que calificó la causa como “averiguación de causales de muerte”.

En diálogo con Crónica TV, la hermana de una de las víctimas explicó que el incendio se desencadenó en la habitación donde dormía la pareja, conformada por Agustín y Gabriela, y sus cinco hijos, algunos de ellos del matrimonio anterior de la mujer.

“Tenían una estufa de dos velas encendida y se les prendió fuego”, explicó Romina y contó: “Uno de los más chicos se dio cuenta y despertó a mi hermana y a mi cuñado. Juntos sacaron a los tres más grandes y, cuando él se metió de vuelta a buscar a los más chicos, envuelto en una frazada mojada, se le cayó el techo encima”.

Se trata del joven de 22 años que falleció en el siniestro junto a su hija de 2 años y al otro hijo de la mujer, de 8.

Acerca del estado de salud de su sobrina de 13 años, Romina contó que la adolescente estaba “grave” y por eso tomaron la decisión de trasladada de urgencia al Hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires. “Ella está con su papá que se llama Julio Mansilla”, dijo en referencia a su ex cuñado.

Con respecto a su hermana, Gabriela, contó que aún permanece internada en el Hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín de La Plata. “Ella está bien. Tiene lesiones y quemaduras en distintas partes del cuerpo, pero son leves”, sostuvo.

La mujer también destacó el rol de los vecinos que, de momento, estaban haciendo una colecta para costear los gastos del sepelio de las tres víctimas del incendio.