Un perro les llevó una cabeza humana a sus dueños: Era de un hombre enterrado en una canchita de fútbol



La localidad de El Maitén en Chubut se vio conmocionada en las últimas horas porque un perro encontró el cadáver de un hombre enterrado en una cancha de fútbol. La mascota regresó a la casa de sus dueños anoche con una cabeza humana decapitada que, según las primeras pericias “se trataría de una persona mayor” y podría estar vinculada con la desaparición de Aurelio Calfiqueo en junio. Además, desde el viernes se desconoce el paradero de un joven de 18 años.

El descubrimiento sucedió en el pueblo Agua Potable de la mencionada ciudad chubutense, a metros de una cancha de fútbol de barrio. Allí, un perro volvió con su dueño con un extraño objeto en su boca. En ese momento, lo ató y el hombre se dio cuenta de que lo que tenía el can era una cabeza humana.

Sin dudarlo, llamó a la Policía para que investigaran su procedencia. En un breve rastrillaje, los uniformados encontraron en la zona el cadáver enterrado a poca profundidad. Los peritos procedieron a retirar los restos para analizarlos e identificar al desconocido.



Las primeras pericias indicarían que se trata de una “persona mayor”, según informó el medio local Jornada. Se llegó a esa conclusión por el tipo de ropa que utilizaba y la falta de algunos dientes. Sin embargo, explicaron que las pruebas de ADN pueden tardar hasta 15 días.

A pocos metros del lugar vivía Aurelio Calfiqueo, un hombre de 72 años que fue reportado como desaparecido el pasado 25 de junio. La descripción de la Policía que continúa con su búsqueda tras 52 días, lo describe como un hombre de “baja estatura, delgado, tez morena y pelo corto canoso”. Y ahora, se cree que el cuerpo encontrado podría ser el de Aurelio.

Los familiares realizaron marchas y movilizaciones en reclamo de su aparición y para que la búsqueda no se abandonara. Lo llamativo es que este fin de semana también se empezó a buscar a un joven de 18 años que fue visto por última vez el 11 de agosto.

Conmoción en El Maitén

La aparición del cadáver se da en medio de una extensa búsqueda que se lleva a cabo en El Maitén desde el último fin de semana cuando se reportó la desaparición de un joven de 18 años. Desde el 11 de agosto se desconoce el paradero de José Abraham Crettón, quien se habría marchado de la casa de su novia de 38 con la que convive en la mencionada localidad, porque “conoció a otra persona”.



Él se había mudado desde Esquel a El Maitén para convivir con su novia. Sin embargo, fue ella quien avisó en la comisaría que no tenía comunicación desde las 21.30 del jueves, cuando el joven le comunicó que “se marchaba porque había conocido a otra persona”.

Escribió en su último mensaje: “Amor, me voy. He estado pensando que esto nunca va a funcionar. Estoy algo cansado de estar solo y para serte sincero, conocí a otra persona y me voy ahora. No te preocupes en llamarme, quiero empezar algo nuevo y es casi de la edad mía. Te llamaré más adelante, besos”.

Este lunes se hicieron allanamientos en el domicilio de un vecino de Crettón. Ese mismo día su familia se movilizó junto a los vínculos cercanos de Califiqueo para reclamar por la aparición de las dos personas. La hija mayor, Érica Calfiqueo comentó a un medio local que desde hace dos meses no saben nada de él y que ayer fueron a la marcha, en la que se juntaron el otro caso (Crettón), pese a no conocerlos “para que la Justicia nos escuche”.