Se fue de vacaciones, le perforaron un caño de gas y la casa quedó destruida



Un grupo de obreros que trabajaba en tareas de saneamiento en la vía pública en la localidad bonaerense de San Martín, perforó una red de gas y una casa explotó por completo. Afortunadamente no hubo heridos, pero la vivienda quedó hecha escombros.

 

El accidente ocurrió cerca de las 15:30 del martes, cuando en el lugar estaban los obreros, contratados por AySA para hacer arreglos en la esquina de las calles Urquiza y Belgrano, San Martín.

 

Según lo trascendido, una máquina tuneladora perforó accidentalmente la red de gas de la zona, que comenzó a filtrarse por la cloaca y a invadir varios de los domicilios ubicados en esa cuadra.

 

Inmediatamente, uno de los vecinos afectados, empezó a sentir un olor extraño en su casa y fue a consultarles a los empleados por lo que estaba ocurriendo, pero no recibió respuesta. Frente a esta situación, el hombre decidió llamar a Defensa Civil y una escuadrilla se presentó a los pocos minutos en el domicilio.

 

Minutos después, los efectivos comenzaron a evacuar los inmuebles, ya que advirtieron una enorme pérdida de gas. Fue en ese que explotó una casa, justamente en la que vivía la persona que denunció todo lo sucedido.

 

El hombre, que es inquilino del lugar, se quedó sin techo. Por su parte, la dueña de la casa se encontraba de vacaciones al momento del accidente.

 

Tras lo sucedido, agentes de la Policía, de los Bomberos y de las empresas Edenor, Gas Natural y AySA procedieron a cortar los suministros de gas en todo el barrio para evitar accidentes futuros.

 

Mientras tanto, se abrió una investigación por “averiguación de ilícito” que quedó en manos de la UFI N° 4 de San Miguel, cuya fiscal ya ordenó que se hicieran las pericias correspondientes en la escena de la explosión.

 

En lo que respecta a los vecinos de la zona aún no fueron autorizados para volver a sus hogares, aunque se estima que podrán hacerlo en las próximas horas.