MAR DEL PLATA: Buscan a una “Viuda Negra” que se ofrecía como acompañante

 


La Justicia ordenó la captura de Micaela Silva, la joven acusada de protagonizar dos robos bajo la modalidad “Viuda Negra” con la ayuda de tres cómplices. Uno de ellos, identificado como Jorge Escobar, fue detenido el lunes y este martes se negó a declarar en Tribunales.

 

El detenido estuvo acompañado por una defensora oficial y tras oir los cargos imputados por el fiscal Mariano Moyano, no quiso dar su versión de los hechos y fue traslado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán.

 

En el caso de Silva, la Justicia de Garantías ya había avalado su detención, pero la mujer no fue hallada en los cuatro allanamientos que la DDI, a cargo de la pesquisa, realizó en los domicilios ubicados en Alto Camet y Fray Luis Beltrán. “Este martes se insertó su captura”, indicaron.

 

Tal como adelantó este medio, el primero de los hechos investigados ocurrió en un departamento ubicado en inmediaciones de las avenidas Independencia y Libertad cuando un hombre de 29 años denunció que lo habían asaltado en el interior del inmueble. Según su relato, había contratado los servicios de acompañante de una tal “Micaela” que le propuso comprar bebidas alcohólicas a través de Marketplace.

 

Minutos después sonó el portero eléctrico y cuando bajó a buscar el pedido fue sorprendido por tres hombres con sus rostros cubiertos que, tras amenazarlo con un arma de fuego, lo obligaron a ingresar, lo redujeron a golpes y le exhibieron un arma blanca para pedirle los objetos de valor. Los delincuentes y la mujer escaparon con ropa de la víctima, billeteras, una mochila, celulares y 2500 dólares.

 

El segundo hecho se registró en una casa del barrio Las Avenidas cuando la víctima de 40 años relató que había contratado los servicios de una acompañante que llegó a su casa a bordo de un vehículo marca Renault modelo Sandero Stepway de color bordó. Ese rodado, en el que se vio al imputado en distintas imágenes de cámaras de seguridad, fue secuestrado el lunes en los operativos.

 

Al igual que en el caso anterior, la mujer hizo abrir la puerta del inmueble y el hombre fue sorprendido por dos hombres que lo golpearon, ataron y lo amenazaron con un cuchillo. Minutos después escaparon con un celular, la llave del auto, prendas de vestir y veinte mil pesos.