Pagó encuentro sexual por adelantado, lo dejaron plantado y después le sacaron plata para no denunciarlo por trata

Un hombre oriundo de Pergamino fue víctima de una seguidilla de engaños por los que terminó estafado en esa ciudad bonaerense. Primero, cayó víctima de “Gisel”, una supuesta trabajadora sexual de la cual pretendía sus servicios. Y luego fue timado por un presunto jefe de la Policía Federal, que le pidió dinero para no detenerlo por el delito de “trata”.

Según se supo a partir de una denuncia radicada el miércoles pasado, el pergaminense, de 38 años, acordó un encuentro íntimo, mediante una red social, con “Gisel”, a cambio de dinero.Antes de concretar la cita, pautada en un departamento en calle Luzuriaga, entre Pinto y Avenida de Mayo, el hombre debió depositar por adelantado 5 mil pesos, a través de una cuenta de Mercado Pago, publicó el diario Primera Plana.Media hora antes del horario fijado, sin embargo, el hombre recibió un mensaje. 

Con el pretexto de que había surgido otro encuentro, la mujer le dijo que si quería intimar con ella debía depositar otros 5 mil pesos para poder mantener el turno.Otra vez, el cliente hizo el depósito. Fue en vano. Gisel nunca se presentó y dejó de contestar el teléfono.Pero los estafa no terminó allí. Horas después, según la denuncia, el cliente recibió un nuevo llamado. En este caso de una persona que se identificó como “capitán de la Policía Federal”.