Mataron a un joven de un ladrillazo a la salida de una fiesta



Un joven de 19 años murió luego de estar hospitalizado en terapia intensiva por 24 horas por recibir un ladrillazo en la cabeza a la salida de una fiesta privada en Córdoba.  La víctima, identificada como Joaquín González, estaba internada en el Hospital San Roque de Córdoba, desde el fin de semana, donde murió el lunes. En tanto, el presunto atacante identificado como Joel Heredia, se presentó ante la Justicia y quedó detenido.

Según testigos el hecho tuvo lugar el domingo por la madrugada. González y su presunto agresor estaban en un establecimiento ubicado en la avenida del Libertador y la calle Lincoln, en Alta Gracia, donde habrían discutido por motivos que aún son materia de investigación. Sin embargo, se presume que luego del intercambio verbal, a la salida de la fiesta, el atacante habría ido a buscar a Joaquín, a quien le arrojó un ladrillazo en la cabeza que lo dejó en grave estado.

Inmediatamente, los amigos de Joaquín lo llevaron al Hospital Arturo Illia, pero debido a la gravedad de sus heridas fue trasladado al Hospital San Roque, donde quedó internado en terapia con muerte cerebral y conectado a un respirador artificial. Sin embargo, 24 horas después murió a causa de las lesiones ocasionadas.

Cómo sigue la investigación

El lunes por la tarde, el presunto agresor se presentó en la Justicia en compañía de su abogada, quien sostuvo que su defendido actuó en "legítima defensa". Asimismo, se espera que en las próximas horas se le notifique la imputación, la cual se supone, sería la de "homicidio simple". 

En el marco de la investigación, el fiscal, Alejandro Peralta Otonello, explicó sobre el caso: "Aparentemente, se habría producido una discusión entre dos personas, en este caso victimario y víctima, y en un momento el victimario, de 18 años, le habría producido un golpe en la cabeza con un objeto contundente, que podría ser un ladrillo, y le provoca un fuerte traumatismo de cráneo". 

Para conocer los detalles del episodio, Crónica HD habló con la periodista local Silvina Ledesma, sobre el ataque fatal. Según contó Ledesma, alrededor de las cinco de la mañana del domingo, la víctima "se encontró con el grupo de amigos del presunto atacante, Joel Heredia". "Los jóvenes estaban en la vereda en una conversación, de acuerdo a algunas filmaciones que trascendieron, y pasa Joaquín con sus amigos y su novia, de regreso del baile", relató la periodista cordobesa.

"Allí hay un intercambio de palabras, es lo que dicen los testigos, y finalmente comienza la pelea que termina con una herida grave, y luego la muerte de Joaquín González", detalló.

Al ser consultada sobre si los grupos se conocían entre sí por conflictos de vieja data, Ledesma respondió que el fiscal que lleva adelante la causa, supone que "había un conocimiento previo", debido a que al momento de las declaraciones de los testigos, tanto los amigos de la víctima como la novia, "nombran con apodos al grupo contrario por el que habrían sido agredidos", sin embargo, "no está claro si se cruzaron en el baile y si hubo una pelea anterior", afirmó la periodista.