MADARIAGA: Hablaron los dos jóvenes involucrados en la pelea en la que terminó herido Mateo Romero



Juan Tavela y Pablo Remeicos fueron acusados por Mateo Romero de causarle heridas en la ceja del ojo derecho durante una pelea que se desarrolló en la madrugada del domingo en la puerta de la cervecería Brothers de nuestra ciudad y que tomó trascendencia nacional.

 

Esta mañana ambos se presentaron en una emisora radial para hacer su descargo y aseguraron que el joven de 19 años tergiversó y obvió detalles en su favor con respecto a lo ocurrido dado que lo acusan de no haber contado que junto con sus amigos les buscó pelea a ambos.

 

Lo cierto es que Romero recibió un golpe que le ocasionó un corte y debió pasar por el Hospital para que le suturen la herida. Con el paso de las horas Crónica y A24 tomaron el caso en el que se contó una versión completamente televisiva que agravaba toda la situación. El contexto televisivo era hacer ver a los atacantes como rugbiers que estuvieron a punto de asesinar a una persona y hasta llegaron a hablar de detalles judiciales que no existen ni existirán por la sencilla razón de que la víctima decidió no avanzar en un proceso penal y sólo pidió una perimetral para evitar nuevos encontronazos.

 

Acá en Madariaga no te pegan por pegar. No existe eso de que salen a masacrar gente porque es un lugar tranquilo y nos conocemos todos o conocemos a parientes de la otra persona”, expresó Tavella.

 

Uno de ellos reconoció ser el autor del golpe e intentó explicar que lo aplicó como un acto instintivo porque Romero avanzaba junto a amigos contra él.

 

Venimos y damos la cara porque estamos tranquilos y nos hacemos cargo no sé si estuve bien o mal yo solo le pegué y no es como dicen que lo acribillaron (SIC) a piñas. Me hago cargo y que las demás personas se hagan cargo de lo que hacen y dicen.

 

Explicaron que las cámaras del lugar pudieron haber captado lo de esa noche y que sería bueno que todo trascienda.

 

Para apaciguar las aguas, sobre el final de la entrevista, ambos coincidieron en que ni ellos ni la víctima son malas personas y que no está bien salir así a ensuciarse mediáticamente.