Jugaban al fútbol en un parque y la policía paró el partido a los tiros



Un grupo de jóvenes jugaba un partido de fútbol barrial en Parque Camet, en Mar del Plata, cuando al menos tres efectivos policiales bonaerenses llegaron al campo de juego. En un aparente intento de dispersar a los jugadores, uno de los uniformados disparó su escopeta hacia el suelo y el fogonazo quedó grabado en el registro del teléfono celular de uno de los presentes.

Según las primeras versiones, los oficiales de la comisaría 15. bajaron del móvil con la idea de identificar a los jóvenes que jugaban en un parque de Camet, cerca de Mar del Plata, pero aparentemente algunos de ellos se habrían negado. Fue entonces cuando se generaron ciertos cruces y uno de los policías disparó hacia abajo. El tiro puso en alerta a todos los presentes. Luego, se oyó una segunda detonación.

Por estas horas, los familiares de los jóvenes denuncian abuso policial. “Con este perdigón le querían pegar al pibe que estaba jugando al fútbol”, dijo un joven mientras mostraba lo que había encontrado. “Gatillan en medio de la plaza”, sumó otro hombre que contó además que los tiros habían ocurrido donde había niños pequeños jugando y hasta estaba una embarazada.