Le dijo a su ex que le iba a dar un regalo de Navidad: La violó, intentó matarla, escapó y lo detuvieron



El 24 de diciembre del año pasado, Emidio Lugo, oriundo de Paraguay, citó a su ex pareja en su casa de la calle El Jilguero de Tristán Suárez, decorada con una barra de bar para beber, una mesa de pool completa. Lugo, sin actividad comercial registrada, empleo en blanco o una explicación de cómo hacía su plata, le dijo a su ex que la esperaba con un regalo de Navidad.

La mujer se había separado de él un mes antes, desconfiaba de sus actividades. De todas formas, fue.

Así, según su testimonio posterior, Lugo, de 38 años, la tumbó en la cama y la violó. “Te voy a matar”, le gritó: “Vos no vas a salir viva de esta pieza”. Intentó asfixiarla con una bolsa de basura en su cabeza. No logró matarla.

La mujer, a pesar de las amenazas, logró escapar y se presentó en la comisaría de la zona para denunciar el ataque. La calificación fue la de violación y tentativa de femicidio, agravado por la relación de pareja.

Así, la Policía Bonaerense fue a allanar el lugar, en un expediente a cargo de la UFI N°3 de Ezeiza. No lo encontraron. Entonces, la fiscal del caso, María Lorena González, encargó a una brigada de detectives de elite de la división Homicidios de la Policía Federal -que depende de la Superintendencia de Investigaciones Federales- encontrar a Lugo.

Esta semana, el hombre fue finalmente arrestado.

Lo encontraron en la estación Miguelete de la línea Mitre, zona de San Martín. “Perdió porque activó las redes sociales”, asegura un investigador. Se cree que habría huido a Paraguay de forma ilegal, para luego volver. Creó un nuevo perfil en Facebook. Tenía otro nombre, “Carlos Suárez”, pero eran sus fotos. Ese perfil llegó a la PFA, así comenzaron a rastrearlo.

También, tuvo que conseguirse un trabajo. “Estaba de sereno en una obra en Villa Ballester”, continúa un detective. Registros relevados por Infobae mostraron que el empleo incluso fue en blanco, contratado por un hombre también de nacionalidad paraguaya.

Así, lo esposaron en el andén y lo llevaron a la Comisaría de la Mujer en Ezeiza. No es la única captura relevante que esta brigada realizó en los últimos días. La semana pasada capturaron a Germán Villarreal, alias “El Verdulero”, sospechoso del crimen de José Márquez, un docente de 30 años que fue asesinado a golpes y puñaladas el 28 de junio de 2021 su casa de la localidad de Guernica, partido de Presidente Perón. Los investigadores buscaron saber si se trató de un homicidio en ocasión de robo, uno de tantos en territorio bonaerense.

Márquez vivía solo en su casa de la calle Bolivia. Se había recibido de abogado y en la noche del crimen, según testimonios, iba a ir a cenar a lo de sus padres. Como tardaba en llegar, le enviaron un mensaje que no respondió. Por lo tanto, el padre, que estaba a pocas cuadras, fue hasta la propiedad de su hijo y lo encontró en una de las habitaciones, en medio de un charco de sangre, con varias puñaladas en el cuello y en la espalda; su cabeza golpeada, su colchón sin sábanas y sus almohadas bañadas de rojo.

Repetidas coincidencias delataron a Villarreal, con quien Márquez tenía un vínculo. La principal pista fue un celular de la víctima que “El Verdulero” intentó vender.