El turista asesinado en Mar del Plata fue seriamente herido antes de la puñalada fatal




Martín Mora Negretti era oriundo de  Mar del Plata, pero hace años vivía en la zona del Gran Buenos Aires. Volver a su localidad natal fue una idea que tuvo para este fin de semana largo, pero su paseo terminó en una tragedia luego de que le arrojaran hielo desde un departamento y se trenzara en una discusión con estas personas.


Era la madrugada y el hombre de 30 años que terminó asesinado tras la pelea estaba cerca del centro de la ciudad costera, en una parada de colectivo en la zona del shopping Paseo Aldrey, junto a un amigo de su misma edad, que quedó herido. En ese momento, desde un séptimo piso un grupo de personas -entre los que había menores- comenzó a arrojar bolsas con hielo, que casi los golpean.


De esta manera se detonó un reproche de los amigos, que derivó en un intercambio de insultos con la gente del edificio, todo según informó La Capital de Mar del Plata. Las fuentes policiales que dialogaron con ese medio refirieron que los dos hombres desconocían que una parte de los ocupantes del séptimo piso eran menores y que la discusión continuó hasta que varias de estas personas salieron del edificio a confrontar físicamente con los amigos.


El grupo estaba compuesto por una mujer de 23 años y tres menores. Dos de ellos tenían cuchillas. Entonces, apuñalaron a Mora Negretti en la espalda y a su compañero, quienes cayeron al piso heridos. Pese a que fue ambos fueron derivados al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), Mora Negretti no logró sobrevivir. Quien lo acompañaba, mientras, está fuera de peligro.


Horas después de haberse conocido el asesinato, la autopsia realizada al cuerpo de Negretti arrojó un dato revelador: se confirmó que la víctima recibió al menos seis cortes superficiales en la espalda antes de la puñalada mortal que le causó una hemorragia interna.


La información fue revelada por el diario local La Capital, donde informó que el amigo de la víctima que también fue atacado por los adolescentes recibió un solo corte superficial y que, tras ser atendido por los médicos del Hospital Interzonal, fue dado de alta.


Luego del crimen, los agresores volvieron al departamento y después fueron apresados por la Policía. La mujer de 23 años, identificada como Marilyn Brisa Vera González, que sería la pareja del propietario, fue conducida a la sede de Tribunales, donde no fue imputada por homicidio agravado, pero sí por un robo a unas mujeres que estaban junto a las víctimas.


Por su parte, los menores -dos de 13 años y uno, de 15, que serían hermanos entre ellos y sobrinos del dueño- quedaron a disposición del fiscal Marcelo Yanez Urrutia, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, que ordenó medidas.