Cayó con su auto a una zanja y rompió el récord mundial de alcoholemia: Tenía 5,5%



A poco más de un mes de que un conductor argentino obtuviera 5.5 en el test y registrara el récord mundial de alcoholemia, un joven en Neuquén superó la cifra y batió la marca en un nuevo episodio de peligro al volante: manejaba con 5.79 gramos de alcohol por litro de sangre.

El hecho sucedió durante la madrugada de este domingo en la ciudad de Plottier, donde un hombre que conducía a alta velocidad un Gol Trend rojo chocó en el kilómetro 1.230 de la avenida Mosconi y cayó con su vehículo a un canal de desagüe.

Cerca de las 5.30 de la mañana la comisaría de la zona recibió un llamado que alertaba sobre la situación. Minutos más tarde, personal policial arribó al lugar, constató la presencia del coche destruido en medio de la zanja y, luego de sacar al conductor del interior, procedieron a solicitarle la documentación correspondiente.

Según revelaron fuentes policiales, se trata de un joven que, por el impacto del auto, había sufrido lesiones leves en la cara y en el codo, pero que se negaba tanto a recibir ayuda como a colaborar con lo que solicitaban los agentes.

En este sentido, detallaron que la persona en cuestión se encontraba visiblemente alterada, motivo por el cual la trasladaron a la Comisaría N°46 donde quedó demorado por disturbios en la vía pública.



Fue ahí donde los comisarios intentaron curarle las heridas -una acción que el conductor les prohibió- y, como parte del procedimiento, le realizaron el control de alcoholemia.

Tal como esperaban los policías, el resultado del mismo fue positivo. Sin embargo, para sorpresa de ellos, el número que arrojó la prueba fue de 5,79 gramos de alcohol en sangre.

En consecuencia, señalaron que el Gol Trend -que tuvo que ser levantado por una grúa- quedó destrozado en la parte del frente y fue secuestrado por alcoholemia. Por su parte, el joven fue liberado tiempo después.

No obstante, según explicaron, aún se encuentran investigando si este hecho está relacionado a un incidente vial que ocurrió en la zona unas horas antes de la caída de este vehículo a la zanja.

Se trata de un choque entre una moto Suzuki y un auto de características similares a este que, tras el impacto, se fugó.

Por los detalles del caso, se maneja la hipótesis de que se trataría del mismo conductor. Razón que, además de los efectos del acohol, explicaría la rápida velocidad a la cual manejaba.

El argentino que había obtenido 5,5 en el test de alcoholemia

Semanas atrás había generado sorpresa un caso similar. Se trató de un conductor que el 22 de marzo protagonizó un accidente vial en Necochea, en la Costa Atlántica bonaerense.

Alrededor de las 5 de la madrugada y a bordo de un Nissan modelo Tiida, este hombre oriundo de Pilar chocó contra una columna de alumbrado, ubicada sobre Diagonal San Martín y Av. 59. Una rotonda de las más importantes de la ciudad balnearia que une las zonas del centro y de la playa.

Pero el hombre nunca dobló en la rotonda: siguió de largo e impactó contra la columna de luz. Al realizarle el test de alcoholemia el mismo dio 5.5.

Los especialistas de la investigación quedaron perplejos. Y no lograban entender cómo el hombre logró subirse al vehículo, encenderlo y conducir sin quedarse dormido o desmayarse con tanto alcohol en su cuerpo.