PINAMAR: Fueron con su hija discapacitada al Hospital, no había guardia pediátrica, esperaron durante horas y debieron irse a un sanatorio privado

 


Una lamentable situación se conoció a través de redes sociales acerca de la atención en el Hospital de Pinamar durante el día sábado.

 

Luciana Barbieri relató la emergencia que tuvo con su hija Oriana Anavia, de tan sólo 2 años de edad y que sufre de una encefalopatía crónica no evolutiva.

 

Cerca de las 18:30 debió ir al Hospital porque la pequeña comenzó a toser y vomitó con hilos de sangre. Al llegar a la guardia se encontró con un cartel en la guardia que decía: "SIN GUARDIA PEDIÁTRICA".

 

Ahí comenzó la desesperación para pedir que cualquier médico pudiera constatar si la menor tenía una hemorragia interna o problemas en las vías respiratorias.

 

Según su relato: “ningún médico” la quiso atender “porque no son pediátricos".

 

Debieron esperar hasta las 21 por el cambio de guardia y la promesa de entrada de un médico pediatra. En el medio hubo reproches y discusiones hasta que finalmente debieron recurrir a un centro privado de salud.