MADARIAGA: La revista Weekend asegura que hay una “Fiesta de Pejerreyes” en la Laguna La Salada

 


En una crónica de Julio Pollero para la revista Weekend se resalta la situación actual de la Laguna La Salda Grande y se habla de una etapa de plenitud que convoca a pescadores de todo el país. Con la llegada de los primeros fríos se pueden encontrar pejerreyes de unos 2 kilos y gran cantidad de flechas.

 

En un mapa refrescado sobre la situación de cada una de las lagunas del país, la misma revista remarca como puntos a visitar a Los Horcones y La Salada. Sostienen que en esta última es muy conveniente embarcarse por la situación de los vientos.

 

La crónica de Pollero

 

Ante la invitación de Sebastián Barbieri, amigo y guía de la laguna Salada de Madariaga, no pudimos evitar la tentación de llegar lo antes posible a este maravilloso espejo de agua, que sin dudas marca el camino de varios de los pescadores amantes del pejerrey. Una laguna que sufrió hasta casi la seguía total, y así y todo hoy la podemos encontrar en total plenitud, con una pesca sobresaliente de pejerreyes de todos los tamaños, que llegan hasta los 2 kg de peso.

 

Luego de esta irresistible invitación me puse en contacto con Nicolas Popovich, concesionario del Club Madariaga, que posee una excelente proveeduría donde vamos a encontrar todo lo que necesitamos para la diaria en la laguna. También tiene venta de carnada, alquiles de truckers con y sin guías, y algunos dormitorios para pasar la noche.

 


Con todo resuelto combinamos con mis amigos Luis Chichi Yañez y Leo Cantalupi para hacer un relevamiento un día entre semana, calculando que menos pescadores estarían navegando la laguna. Llegamos el día anterior al día de pesca y una vez instalados en el dormitorio nos preparamos para comer un rico asado bajo la luz de una noche estrellada y algo fresquita.

 

Al día siguiente, nos recibió una mañana un tanto nublada y con un poco de viento del cuadrante E/NE. Cargamos la carnada, los equipos y en minutos ya estábamos pescando en una bahía cercana al muelle de embarque del club. Todos con cañas hasta 4,50 m de largo, reeles frontales cargados con nylon o multifilamento y líneas de tres boyas con brazoladas de entre 20 cm y 40 cm. Las boyas que utilizamos fueron Criterio o Cribal de madera balsa en los formatos 19 (gota), 20 (chupetona) y algunas 208 (palito desparejo), todas en clores claros o combinadas en verde limón y naranja. Además, anzuelos número 1 encarnados con mojarra viva al principio para terminar pescando durante toda la jornada con filet de dientudo fresco.

 

Como dije anteriormente fuimos bien cerquita del club a probar suerte y la tuvimos con un par de capturas arriba de los 45 cm, que picaron en 40 cm de agua. Desde allí nos fuimos hacia la zona de Melon Gil, donde recorrimos varios puntos y pescamos unos cuantos más de todos los tamaños.

 

No conformes con los resultados obtenidos, cruzamos de costa y al reparo de unas barranquitas tuvimos el día soñado, una pesca difícil de olvidar. Sebastián, nuestro guía, apagó el motor unos cuantos metros antes y a botador llegamos al lugar elegido. Anclamos a unos 20 m de la costa y utilizando la dirección del viento para dirigir nuestros aparejos, todos sin punteros pescador.

 

Realmente era un placer ver los pejerreyes debajo de la línea para luego tomar lenta pero firme nuestra carnada, desplazando las boyas suavemente hacia un costado. Ningún pejerrey bajaba de los 35 cm, pero muchos superaban los 45 cm, hasta los mejores que superaron el kilogramo de peso. Todo el pescado de ahí es muy combativo y da gusto su pesca. Sin dudas Salada de Madariaga arrancó con todo y se postula para ser la vedette de la temporada, algo que no le será ajeno a su larga trayectoria.