Una nena de 6 años murió atropellada por el auto de su mamá: estaba roto el freno de mano

 



Una nena de 6 años murió atropellada por un auto que era conducido por su mamá, en un trágico episodio ocurrido el miércoles al mediodía en Caleta Olivia, Santa Cruz.



Los primeros informes indican que la mujer, que está embarazada, llegó a su casa, ubicada en la esquina de las calles Barrancas y David Jewett del barrio Rotary de Caleta Olivia, a bordo de un Volkswagen de color verde que tenía problemas con el freno de mano.


El vehículo quedó estacionado mientras la madre sacaba a sus dos hijas del auto, pero el vehículo comenzó a moverse porque se encontraba en una calle con pendiente. Según informaron medios locales, la nena de 6 años se interpuso en la trayectoria del auto, que la arrastró alrededor de 15 metros.


Fuentes policiales informaron que la mamá, de apellido Rodríguez, hizo bajar a la más grande de sus hijas, y mientras trataba de bajar a la otra -que estaba en el asiento trasero - El vehículo comenzó a avanzar por la bajada y atropelló a la menor.


“Se bajó la nena y la madre para sacar a la otra criatura que tenía en el auto, la nena se ve que pasó por el frente del auto y como que no quedó frenado, la atropelló”, informó uno de los testigos.


Cuando la policía llegó al barrio Rotary de Caleta Olivia se encontró con manchas de sangre en la vereda y el testimonio de los vecinos que determinaron que la mujer había trasladado al hospital a la nena de 6 años.


El director del Hospital Zonal, Gerardo Romaní, informó que la menor ingresó con un paro cardiorrespiratorio por politraumatismo, y que se le realizaron maniobras de reanimación, pero finalmente falleció.


La mujer, que cursa un embarazo, se encuentra en observaciones en el mismo hospital local en el que falleció su hija.


El auto ya venía con problemas en el freno de mano


De acuerdo al testimonio de los vecinos, la madre solía frenar el vehículo con una piedra para que no se fuera porque hace tiempo que el auto tenía fallas en el freno de mano.


Una vecina contó que la mujer “se ve que no tenía freno de mano y le ponía una piedra al auto para que frene”.


Según establecieron los investigadores sobre el trágico episodio, la mujer no llegó a poner las piedras delante de las ruedas, ya que primero intentó bajar a sus dos hijas. Pero cuando quiso bajar a la menor, el auto impactó sobre la mayor.