Habló el hombre que atacó a un indigente por tener sexo con su esposa: “Fue algo terrible”

ddsd

El entrenador personal Eduardo Alves, de 31 años, que fue filmado mientras golpeaba a un indigente que había tenido sexo con su esposa en Brasilia dijo en un video que está preocupado por la salud de la mujer y pidió a la gente que deje de compartir “contenidos ofensivos contra el honor de su esposa”.

“Veo que los hechos se han transmitido de manera errónea, y en este momento la preocupación debe ser su salud, incluso porque está hospitalizada”, dijo el entrenador personal en un video.

“Sandra siempre ha sido una mujer honesta, trabajadora, tenemos actividades profesionales y niños pequeños. Lo que pasó el miércoles pasado fue algo terrible que nunca habíamos vivido”, sostuvo. IITSXURYYRBZZEDE4-DU4-WY37-TY 

 También dijo que “está recibiendo apoyo clínico y psiquiátrico, según el protocolo de atención a este tipo de violencia”.

En el video, Alves afirma que su pareja, Sandra Mara Fernandes, de 33 años, estaba sufriendo un brote psicótico y que fue víctima de violencia sexual por parte del indigente, a pesar de que la mujer dijo, en unos audios de Whatsapp y ante la policía, que el sexo fue consentido.

También instó a la gente a empatizar con la delicada situación.

La agresión, que fue registrada por cámaras de seguridad, ocurrió cuando Alves fue a buscar a su esposa, preocupado porque no volvía después de haberle dicho que iba a ayudar a un hombre en situación de calle que se había cruzado más temprano.

Alves los encontró luego teniendo sexo en el auto familiar. LLPQH6-X3-UVC3-BER47-QTZ2-EYTGU 

 Las imágenes muestran a Eduardo cuando saca al hombre del vehículo y lo golpea varias veces en la cara.

Antes de sacar a la fuerza al vagabundo del vehículo, el entrenador físico golpeó el auto con tanta fuerza que rompió el parabrisas.

Qué declaró la mujer

Los medios brasileños publicaron audios de Whatsapp en los que Sandra contó que cuando vio al indigente le dio “ganas de darle un abrazo”.

Hasta relató que se dieron un beso frente a su suegra, que dejó a la mujer boquiabierta, según el diario Metrópoles. “Es mi propósito, déjame recibir mi propósito”, le dijo Sandra a la mujer.

Después del beso, lo invitó a subirse a su auto. “Fui a buscar un lugar oscuro y vacío cerca de la estación de micros para estar juntos. Sentí la necesidad de dejarlo entrar en mi auto”.

“Le quité el cigarrillo de la mano y le dije: ya no vas a fumar […] porque ya estás curado”, contó en otra parte.

También dijo que había recibido un “mensaje de Dios” para ayudar al hombre y luego que vio “imágenes de su esposo y Dios” en el vagabundo.

Qué declaró el indigente

Según el diario Metrópoles, el hombre dijo que cerca de las 21.30 se acercó el auto en el que estaba la esposa de Alves. Según declaró, la mujer le dijo “¿Jugamos?” y le pidió que se subiera al vehículo. 

KRFSK6-RVTVCKVLDCQ4-SOWHJXHE 

 También afirmó que mientras estaba desnudo y teniendo relaciones sexuales con ella un “hombre enojado ingresó al vehículo” y se desató una pelea. El hombre declaró que no conocía a la mujer y negó la violación.

Según medios locales, el hombre en situación de calle sufrió lesiones leves en la cara por la golpiza aunque ya fue dado de alta del hospital. 

  WALWBXD4-TJHH7-I5-KQ6-FUNNH7-DA 

 Una foto viral lo muestra con la cara entumecida y sentado sobre una camilla. Afirman que “desapareció” de la zona en la que se alojaba, en el barrio Jardim Roriz, en Planaltina.

Un vecino del barrio contó que el hombre a pesar de no tener un celular con internet ni seguir las noticias en la televisión, “le resultó extraño” ser reconocido repentinamente por tanta gente. “Esa debe ser la razón por la que se ‘escapó’ de aquí”, supuso.

El caso es investigado por la Comisaría 16 de Planaltina y las autoridades decretaron el secreto de sumario. Intentan esclarecer si se trató de una violación o si las relaciones fueron consentidas y si procesar a Alves por lesiones.