Condenaron a 13 años de cárcel al hijo de un exfiscal que secuestró, abusó y torturó a su exnovia

KA6-VWXLEDZG55-HFD3-RKLSSGXJU

En la mañana del miércoles, el Tribunal de Juicio en Paso de los Libres, condenó a José María Fabricio, hijo de un exfiscal de Corrientes, a 13 años y 6 meses de prisión por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, tortura y privación ilegítima de la libertad.

El hecho por el cual el joven fue sentenciado ocurrió en el año 2020 y el ataque perpetrado fue hacia su expareja quien realizó la denuncia.

La querella y la Fiscalía, previamente, pidieron que la sentencia sea de 24 años de prisión para el acusado, pero el Tribunal decidió una condena menor a la solicitada argumentando la falta de antecedentes del imputado.

Por su parte, el Tribunal resolvió que Fabricio deberá efectuar la pena en su lugar de detención pese al pedido de la defensa sobre cumplir arresto domiciliario.

Durante el juicio estuvieron presentes: la defensa técnica, ejercida por los abogados José Fabricio (padre) y Gustavo García, y la querella a cargo de Dora Rebes y Mauro Daniel Casco en representación del Ministerio Púbico Fiscal.

La decisión se alcanzó por mayoría. El Presidente del Tribunal, Marcelo Pardo propuso 12 años, el Dr. Gustavo Ifran, 15, y el Dr. Marcelo Fleitas,13 años. Finalmente, consensuaron en que la pena sería de 13 años y 6 meses de prisión

Cómo fue el ataque de José María Fabricio

El ataque cometido por Fabricio, sucedió en la madrugada del 23 de noviembre del 2020 de la localidad de Paso de los Libres, Corrientes. Cuando la mujer logró escapar, se dirigió hacia la comisaria y los efectivos policiales fueron hasta al domicilio donde forzaron la fuerza y detuvieron al acusado.

La denuncia fue realizada por su expareja quien declaró que el joven abusó sexualmente de ella y la privó ilegítimamente de su libertad por varias horas.

En el lugar de los hechos encontraron un gran desorden, muebles rotos y pertenencias de la víctima, entre ellas su teléfono celular destrozado, que fueron presentadas como pruebas en el juicio.

Se dio a conocer que el Fabricio tenía problemas de adicciones y tuvo que ser trasladado a un centro especializado. Días después se notificó el arresto domiciliario pero la querella pidió que sea detenido en comisaría.