Tiene 12 años y vende sus dibujos a $70 para comprarse una pelota

Ni-o-de-12-a-os-vende-dibujos-para-comprar-una-pelota-y-jugar-con-sus-amigos

En el barrio Cordillera del Viento, Chos Malal, provincia de Neuquén, un grupo de chicos juega al fútbol en el potrero. Pero a veces el partido se interrumpe porque se rompe la pelota. Y como a las familias les cuesta reponerla Sebastián, que tiene 12 años y es uno de los integrantes del equipo, tuvo una idea.

Al nene una de las cosas que más le gusta hacer es dibujar, por eso pensó en vender sus dibujos y ya tiene 2000 pedidos.

Un dibujo por $70 para comprar una pelota

Sebastián Carrasco vive con su mamá Verónica y va a la escuela EPEC N°12 donde terminó la primaria. Tiene dos hermanos y dentro de unos meses se convertirá en tío.

TR5-XCHPJRFFDVAAAX74-JEAKMSA

El último de los partidos lo jugó hace unos días y desde entonces no volvió al potrero porque no había pelota. 

“A él sólo se le ocurrió vender sus dibujos y le puso el precio de $70 cada uno. Su hermana mayor le abrió un perfil de Facebook y le escribió mucha gente. En poco tiempo recibió 2000 pedidos. A veces dibuja lo que él quiere y otras, las personas le traen una foto y él la copia”.

Contó la mujer.

Sebastián es muy aplicado. Tiene buenas notas en el colegio y sueña con ser masajista, médico y futbolista. 

“Mis notas fueron ocho y nueve. Estoy muy orgulloso y mi mamá también”.

Dijo el nene.

Tiene retraso en el crecimiento por eso practica deportes y lleva adelante una dieta sana. La plata que junte, además de comprarse la pelota, la destinará a ayudar en la casa ya que la mamá está actualmente sin trabajo.

“Quiero ser médico para curar a las personas y también futbolista porque soy fanático de Messi. Mis clubes preferidos con Barcelona y también me gusta Newell’s”.

Si sigue recibiendo pedidos y la plata le alcanza quiere comprarse un par de botines y un equipo del Barcelona. 

“Creo que voy a subir un poquito el precio de los dibujos”.

Confesó entre risas.

En la cancha juega de lo que se necesite: a veces de ocho y otras de cuatro. Lo cierto que este nene tiene un sueño y su espíritu de solidaridad traspasa los cerros por los que está rodeado el barrio donde vive. 

No pide mucho, sólo quiere vender sus dibujos para seguir llenándose de tierra junto a sus amigos en el potrero.

Para las personas que puedan ayudar y quieran comprar un dibujo tienen que escribir al Facebook de su mama: Verito Constanzo.