Enchufó el celular en el dormitorio y murió por una descarga eléctrica




Un accidente doméstico provocó una tragedia en Mendoza. Un joven de 18 años murió por una descarga eléctrica al manipular el cargador de su teléfono celular en la habitación de su precaria casa.


La víctima, Ángel Andrada, estaba el viernes por la noche en su vivienda del Asentamiento Cuadro Estación, en el municipio de Maipú, Gran Mendoza.


Cerca de las 20, su padre lo encontró tirado en una habitación a donde minutos antes había ido el joven para cargar su teléfono celular.


Ángel, según la causa judicial, estaba tendido en el piso con signos de quemaduras en el cuerpo. Desesperado, su padre lo cargó y lo subió a su auto para llevarlo hasta la guardia de emergencias más cercana, que es el hospital Paroissen de Maipú.


Al llegar a la guardia, los médicos constataron que el joven había muerto por una descarga eléctrica. El parte médico indicó que tenía quemaduras en cuello, en las muñecas y el pie derecho.


La Policia Científica se trasladó a la casa de la familia para realizar las pericias en el sitio donde ocurrió el presunto accidente. Allí encontraron el cargador del teléfono y las conexiones eléctricas, aparentemente clandestinas, de la vivienda.  


La oficina Fiscal 10 es la encargada de llevar adelante la investigación y confirmar si el hecho se trató de un accidente doméstico, como relató el padre y muestran las primeras pruebas halladas en la vivienda.