Una mujer murió por la ola de calor y descubrieron que estaba viviendo hace 2 años junto al cadáver de su madre

SWW7-XCCX5-JGWPOSXBJAOWNRYIU

Una mujer murió en la provincia de Corrientes como consecuencia de la ola de calor que azotó a gran parte del país a mediados de este mes y las autoridades descubrieron que habría estado viviendo por al menos dos años junto al cadáver de su madre.

El hecho se conoció el viernes pasado por la tarde, cerca de las 17, cuando los vecinos del barrio 3000 Viviendas, situado en la capital, llamaron a la Policía al sentir olores nauseabundos que aparentemente provenían de una de las casas de la zona.

A los pocos minutos arribaron al lugar miembros de la Comisaría Séptima y del Destacamento San Marcos, quienes primero entrevistaron a algunos testigos que precisaron que en el interior del domicilio podría encontrarse , de 63 años, a quien no veían desde hacía tres días.

Los efectivos de seguridad tocaron varias veces el timbre de la propiedad, ubicada sobre la calle Chubut al 1561, pero al no recibir respuesta decidieron ingresar por la fuerza y al hacerlo hallaron el cadáver de esta mujer tirado en el suelo de una habitación, ya en avanzado estado de descomposición, pero la sorpresa llegó cuando notaron que sobre la cama estaba el esqueleto de otra persona.

En un primer momento se pensó que los restos óseos podrían pertenecer a un hombre, ya que una hipótesis era que correspondían a una posible pareja de Travesaro, pero luego se consideró que en realidad serían los de su madre, que falleció hace más de dos años, de acuerdo con lo que dijeron los vecinos del barrio, informó el diario local El Litoral.

Las primeras versiones indicaban que la menor de las mujeres, que sufría de esquizofrenia, habría muerto por un golpe de calor debido a las altas temperaturas que se registraron en esta provincia en los últimos días, que por momento superaron los 40 grados. Según trascendió, en el domicilio no había aire acondicionado ni suministro eléctrico.

Por este hecho se inició una investigación que quedó en manos de la Fiscalía de Instrucción en turno, a cargo de la doctora González, quien caratuló la causa como “averiguación de causales de muerte” y ordenó la realización de una autopsia y demás exámenes forenses a los cuerpos con el objetivo de recabar mayores datos que permitan saber qué fue lo que ocurrió con ambas personas.

El diario Norte detalló que los peritos que trabajaron en el sitio no observaron ninguna lesión compatible con arma blanca o disparos cuando realizaron una primera inspección sobre el cadáver y el esqueleto encontrados en la vivienda.

El mismo medio anticipó que este lunes estarían los resultados de la autopsia, la cual podría confirmar la identidad de las dos fallecidas, aunque no se descartaba la posibilidad de que se necesite un examen de ADN para despejar las dudas, algo que lleva varias semanas.

Los testigos contaron que la madre de Travesaro tenía alrededor de 83 años y era una abogada con buen poder adquisitivo que vivió siempre en el mismo barrio y “nunca se metió con nadie”. 

“Tenía dos hijos, por lo que faltaría una persona de la familia, quien no dio señales de vida, si nos ceñimos a que la mujer muerta es la hija de la mujer”.

Explicaron.