Quiso limpiar la casa para sorprender a su novia y terminó en el hospital

En las redes sociales, pueden encontrarse a diario diferentes situaciones insólitas que le suceden a los usuarios. En esta oportunidad, un joven trató de ayudar por primera vez a su novia con las tareas de la casa y terminó siendo hospitalizado por un accidente que sufrió con el cable de la aspiradora. 

El protagonista del hecho es Nathan Marsh (26), quien se ofreció a ayudar a ordenar la casa que comparte con su prometida, Bethan Watling, de 24 años, para así demostrarle que no era un vago o perezoso con las tareas de la casa como ella aseguraba.

Fue entonces cuando Marsh, oriundo de Rhondda Cynon Taf, Gales, se dignó a probarle a la joven que sabía limpiar. Agarró la aspiradora y fue al primer piso de la casa, pero en un descuido terminó tropezando con el cable de la aspiradora y cayó por las escaleras.

Tras esa dura caída, el muchacho acabó con una pierna fracturada y con su "orgullo herido". De hecho, la novia en un primer momento no le creyó que estaba lesionado. Según contó la propia joven en el clip, ella ni bien lo pensó que era una actuación suya para evitar limpiar. Ya que la familia de él le había advertido que era holgazán para hacer la limpieza.

Sin embargo, cuando se percató de la gravedad de la caída y que efectivamente tenía una pierna facturada, llamó a urgencias para que pudieran asistirlo. Cuando arribaron los paramédicos trataron de llevarlo hasta la ambulancia en una silla de ruedas, pero se dieron cuenta de que en la entrada de la casa había una pared ubicada en una posición que impedía el paso de la misma.

En este contexto, tuvieron que llamar a los bomberos y fueron ellos quienes tuvieron que sacar una ventana y lograron que Nathan Marsh saliera de la casa. Además, debieron atarlo a una tabla para inmovilizarlo y darle unos calmantes ya que el joven se retorcía del dolor. En el hospital zonal, le tuvieron que enyesar la pierna y tuvo que hacer reposo en la cama para recuperarse durante cuatro semanas y dos más para que le saquen el yeso.

En diálogo con The Sun, la novia expresó: 

“Cuando lo encontré amontonado al pie de las escaleras, estaba enredado en el cable de la aspiradora y no podía caminar. Pensé que estaba haciendo una broma. O me diría que terminó rápido”.

Por último, Bethan Watling aseguró que su novio ya está "completamente recuperado", del accidente con la aspiradora y que el hecho quedó como anécdota. Asimismo, se tomó un momento para ironizar con la situación: 

“Todavía trato de que haga un poco de limpieza, pero definitivamente nada arriba”.