La confesión de la mujer que mató y enterró al marido en el jardín de su casa: “Llegó borracho, me pegó y lo acuchillé”

L2-SQSXWF7-BG5-XA3-RU22-LII3-CKA

Leonor Melina Herrera de 39 años, la mujer acusada de haber matado a su marido en la localidad bonaerense de Berazategui, declaró este martes sobre la desaparición de su marido, Juan Manuel Lozada, de 47. Luego de media hora de interrogatorio, confesó haber sido la autora del crimen y detalló: 

“Llegó borracho y me pegó fuerte hasta que me defendí y lo acuchillé”.

Con una actitud de suma incomodidad, Herrera trató de evadir todas las preguntas que referían a su marido, pero luego rompió en llanto y terminó confesando que lo había matado. 

“Fui yo, lo maté, pero porque me defendí”.

Lanzó, para luego explicar detalladamente dónde estaba enterrado el cuerpo de Lozada.

Según la declaración de Herrera, ella sufría violencia de género por parte de su marido y no aguantó más, por eso se defendió. Un dato que la Justicia tendrá en cuenta es que el cuerpo de Leonor posee varios moretones visibles. En ese sentido, presenta hematomas en sus brazos, piernas y pecho, que tendrían data de dos días. Por eso, se investigará si efectivamente era víctima de violencia de género.

Algunos familiares confirmaron esa hipótesis. Y si bien no hay denuncias registradas, indicaron que era “común” para el entorno escuchar los problemas y agresiones entre ellos.

En qué situación se encuentra Herrera ahora

Tras la confesión de Herrera, personal de la dependencia a cargo del comisario Javier Garro se dirigió a su domicilio, ubicado en la calle 5 entre 108 y 108 A, y fue detenida.

Al haber falta de testigos, la reconstrucción que está a cargo de la fiscal Silvia Borrone, de la UFI N°4 de Berazategui, aún no pudo ser completada. Además, la declaración policial no tiene validez judicial, por lo que todavía falta que indaguen a Leonor por el crimen de su marido.

Una vez que estén los resultados preliminares, Borrone indagará a la acusada. Hasta el momento, Herrera es sospechosa de un homicidio agravado por el vínculo con posibilidad de cambiar la calificación legal.

Eso dependerá de si la Justicia confirma que el hecho sucedió en un contexto de violencia de género o si se trató de algún exceso en la legítima defensa. Algo que también deberán confirmar es si a la hora de cometer el crimen, se encontraba en la casa su hijo de 17 años y si él pudo ayudar a enterrarlo.

Cuándo fue el último contacto con la víctima

Los hijos de Lozada, que eran de una pareja anterior, manifestaron que habían tenido contacto con su padre minutos antes del brindis. La preocupación comenzó el sábado 25, cuando quisieron comunicarse con él y no atendía el teléfono. A Leonor le consultaron si sabía algo, pero ella sostuvo que Juan Manuel se había ido después de brindar y no volvió más.

El hermano de la víctima había denunciado que vio a su hermano por última ver el 24 de diciembre y que al ir a buscarlo a su casa notó que habían cavado un pozo en el patio y que había cal.