MAR DEL PLATA: Participaron de una marcha, comieron choripanes, terminaron descompuestos y creen que la carne tenía triquinosis

 


 

Un grupo de manifestantes del Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) acusó cuadros de intoxicación tras comer choripanes durante una protesta que encabezaron días atrás frente a la Municipalidad de Mar del Plata y desde el Concejo Deliberante exigieron una serie de informes al Departamento de Bromatología ante la posibilidad de que se trate de casos de triquinosis.

 

En total, se detectaron cinco casos en el marco de la manifestación que se gestó el 10 de noviembre pasado. En esa fecha, cinco integrantes de la organización social se acercaron a puestos callejeros de venta de choripán, conocidos como 'chulengos', e ingirieron alimentos. Pero poco después comenzaron a sufrir malestar corporal y manifestaron síntomas similares a la triquinosis.

 

Por esta situación, intervino el área de Epidemiología del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA) y las muestras de sangre que se extrajeron a los pacientes fueron enviadas a la localidad de Azul, donde se encuentra un laboratorio especializado en esta enfermedad. Hasta el momento todavía no se dieron a conocer los resultados.

 

La triquinosis es una enfermedad parasitaria que afecta tanto a personas como a animales. Escausada por el consumo de carne mal cocida, y puede encontrarse en la carne de animales como el cerdo–principalmente. En casos de infestación importante, las larvas pueden migrar a los órganos vitales y causar complicaciones peligrosas, incluso mortales, entre ellas miocarditis y encefalitis.

 

Preocupación y pedido de informes

 

Desde el bloque de concejales del Frente de Todos expresaron preocupación por los cinco posibles casos de triquinosis y también exigieron una serie de informes a Bromatología, como la cantidad de controles realizados por el área municipal para evitar la venta de productos contaminados en los últimos 36 meses.

 

Los ediles de la principal fuerza opositora pidieron que se den a conocer los resultados de los estudios desarrollados en Azul y también consultaron a la Secretaría de Salud "si se llevan adelante programas y acciones que propendan al control de la faena y elaboración de embutidos".

 

En el mismo sentido, pidieron detalles de "la fiscalización de las condiciones higiénico-sanitarias de los criaderos de cerdos existentes, la inspección de productos y subproductos de origen animal de consumo o expendio en el ámbito de su jurisdicción".

Publicar un comentario