Armó una colecta para tratar el cáncer de su hijo y tras su muerte se compró una casa con el dinero recaudado

Fue detenido en Salta el padre de un adolescente que murió el año pasado debido a  una leucemia linfoblástica aguda, tras ser denunciado de usar la recaudación para el tratamiento de la enfermedad de su hijo de la colecta solidaria para comprarse una casa. El hombre está acusado por estafa y administración fraudulenta por usar la donación en beneficio propio.  Fue la madre de su hijo fallecido quien además lo acusó de ejercer violencia contra ella y sus hermanos.

La Unidad de Delitos Económicos Complejos (UDEC) realizó este miércoles allanamientos en dos viviendas del macrocentro de la capital salteña, donde fue detenido un hombre, y su actual pareja fue citada para una audiencia de imputación, según informaron desde del Ministerio Público de Salta.

El hombre fue denunciado a mediados del año pasado, por su ex mujer y madre de sus hijos, por distintos hechos de violencia.

La mujer aseguró que el padre de su hijo usó para su propio beneficio el dinero que fue donado de forma solidaria por la comunidad para tratar la leucemia linfoblástica aguda con la que fue diagnosticado su hijo de 14 años.

La causa que como origen inició en una Fiscalía de Violencia Familiar y de Género en julio de 2020, ingresó a la UDEC en julio de 2021. 

La colecta solidaria para el tratamiento de su hijo

A través de los medios de comunicación locales y nacionales, en noviembre de 2019, el padre del adolescente hizo pública la grave enfermedad que padecía su hijo y comenzó una campaña para recaudar dinero para que pueda ser trasladado a Estados Unidos para recibir un tratamiento contra el cáncer. 

El 11 de junio de 2020, el joven murió en Salta, sin haber viajado a Estados Unidos, en la pobreza total y con deudas en los sanatorios en los que fue atendido, relató su madre. 

La investigación la lleva adelante la Fiscalía de Delitos Económicos Complejos, a cargo de la fiscal Ana Inés Salinas Odorisio. A través de informes bancarios, testimoniales y tareas de campo llevadas adelante por el equipo de la UDEC del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), se pudo determinar que el padre del joven, un mes antes de la muerte de su hijo, retiró de su cuenta bancaria la suma de $ 1.200.000 y comenzó con una inmobiliaria las negociaciones para la compra de una vivienda que se encuentra en la zona sur de la ciudad.

La casa fue puesta a nombre de su actual pareja y a los pocos días se la cedió al hombre por un valor de cero pesos. Como si esto fuera poco, días antes del fallecimiento del adolescente, la misma mujer compró un vehículo que no fue registrado a su nombre. 

Fueron las distintas maniobras lo que demostraron la intención del hombre de adquirir bienes a su nombre que no se vincularan con el dinero donado, defraudando no sólo a quienes participaron de la colecta solidaria sino también a su familia. 

Los informes además revelaron que no existió trámite alguno de derivaciones del niño hacia el exterior, lo que fue además corroborado por el médico que supuestamente habría contactado al padre del chico. 

En los allanamientos se secuestró dinero en efectivo y documentación relacionada a la causa.

La madre del joven junto a su abogada querellante, advirtió su temor por las amenazas y consecuencias que podría tener ella y sus hijos.

En cuidado de la víctima Salinas Odorisio solicitó la detención del hombre al Juzgado de Garantías, medida que fue concedida.



 

Publicar un comentario