En una crisis sin precedentes el Kirchenerismo vació de poder al presidente


 

Una crisis sin precedentes se abrió en el gobierno nacional tras digerir la derrota en las elecciones legislativas primarias del domingo pasado. Luego de la paliza electoral y ante la falta de cambios de figuras que resolvió el presidente Alberto Fernández, un importante bloque de ministros y funcionarios que responden políticamente a la vicepresidenta Cristina Kirchner pusieron a disposición del jefe del Estado sus renuncias a través de una carta formal.


Se trata del ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el ministro de Justicia, Martín Soria; el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; la titular del PAMI, Luana Volnovich, y la directora de la Anses, Fernanda Raverta; el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié; el ministro de Cultura, Tristán Bauer y la secretaria de Comercio, Paula Español. Todos son de La Cámpora o responden al liderazgo de la vicepresidenta.


Luego del impacto que generó que esos funcionarios hicieran públicas sus propuestas de renuncia, otros salieron a decir que también lo habían hecho de forma verbal o que, en rigor, todos están a tiro de decreto del Presidente.


Las renuncias “a disposición” de los funcionarios kirchneristas se leyeron como un contundente mensaje interno y un planteo conjunto y sorpresivo a Fernández, que se resiste al recambio de figuras en el gabinete.


El Presidente está ahora en la Casa Rosada y encabeza una reunión con Santiago Cafiero, su jefe de gabinete, y al menos cinco ministros que no renunciaron. Entre ellos están Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Claudio Moroni (Trabajo), Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Matías Lammens (Deportes y Turismo), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Sabina Frederic (Seguridad), Cecilia Todesca (vicejefa de Gabinete) y Carla Vizzotti (Salud) y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, entre otros. A ese encuentro se habría sumado Aníbal Fernández.


“Es demencial lo que están haciendo. Es una irresponsabilidad”, confió uno de los ministros que se mantiene fiel a la conducción de Alberto Fernández.


El primero en dar el paso de De Pedro, un actor de mucho peso en el gabinete y un enlace clave entre el kirchnerismo y la Casa Rosada. “Puso su renuncia a disposición del Presidente para que el jefe del Estado haga lo que considere. Es un gesto, no es una renuncia indeclinable”, señalaron a LA NACION cerca del ministro del Interior. El funcionario estaba en su despacho de la planta baja de Balcarce 50 cuando hizo pública su carta. De Pedro estaría ahora reunido con Cristina Kirchner.


“Wado es un referente importante en el gabinete y además fue uno de los coordinadores de la campaña. Fue una decisión personal de él”, aseguraron en su entorno.


La decisión de De Pedro generó un efecto dominó en el resto de los ministros y causó un cimbronazo interno en el Frente de Todos. Minutos después se conoció que también la troupe camporista del Gabinete (Raverta, Volnovich y Español), además de Bauer, Salvarezza, Cabandié y Soria emitieron la misma señal. La idea se había tocado en varias reuniones, pero se desencadenó recién hoy.


El ministro de Desarrollo Territorial, Hábitat y Vivienda, Jorge Ferraresi, en tanto, dijo en declaraciones radiales que él puso su renuncia a disposición el mismo domingo electoral, de palabra. “Si Wado eligió la manera escrita el día de hoy, nosotros elegimos presentar la renuncia oralmente el mismo domingo o el lunes. La diferencia es de forma”, dijo Ferraresi en Radio con Vos.

El acto del Presidente

La decisión se conoció después del acto que protagonizó el Presidente con el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, son los principales apuntados por el kirchnerismo duro. Esta mañana se conoció que todo el gabinete de Axel Kicillof también había puesto la renuncia a disposición del gobernador.

La primera reacción de la Casa Rosada fue sorpresa. No por las presentaciones de las renuncias, algo que consideraron “normal” en esta situación, sino por la forma en que decidieron desde La Cámpora, agrupación que lidera Máximo Kirchner, hacer pública la novedad.

“No hay ningún ministro que pueda condicionar al Presidente”, respondieron fuentes oficiales.

La carta de renuncia

“Motiva la presente poner a su disposición mi renuncia al cargo de Ministro del Interior de la Nación con el que he sido honrado desde el 10 de diciembre de 2019″, comienza la carta que este miércoles le envió el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, al presidente Fernández.

“Escuchando sus palabras del domingo por la noche donde planteó la necesidad de interpretar el veredicto que ha expresado el pueblo argentino, he considerado que la mejor manera de colaborar con esa tarea es poniendo mi renuncia a su disposición”, concluye el texto.


Fuente: La Nacion 

Publicar un comentario