Embarazada de 6 meses está presa por asesinar a su pareja: "Era una relación tóxica, muy asfixiante"


 

" Homicidio agravado por el vínculo, ése es el cargo que se me imputa".

Dijo S.F la joven de 29 años, en diálogo exclusivo con cronica.com.ar, mientras cumple prisión domiciliaria por el crimen de Juan Ledesma, quien era su pareja y padre de su futuro hijo, que murió tras recibir dos puñaladas letales en la madrugada del sábado 10 de julio. 

S.F, está embarazada de seis meses, una beba que llamará Matilda y se espera que nazca a principios de diciembre. Por ese motivo es que luego de estar dos meses detenida en la Comisaría Ezeiza 2° Tristán Suárez fue beneficiada en la causa penal en la que está imputada y actualmente se encuentra en su domicilio cumpliendo el arresto hasta que llegue el momento del juicio oral. En ese marco, es que habló con cronica.com.ar y relató su versión de los hechos. 

"Estoy con una domiciliaria porque mi embarazo es de alto riesgo, no es por mí, es por el derecho de mi bebé para que pueda nacer tranquilo".

Afirmó en diálogo con este medio, apenas comenzó la charla. 

"Era una relación tóxica, muy asfixiante".

Dijo S.F para describir el vínculo que tenía con quien era su pareja.

Según contó se habían conocido hacía un par de años en un bar de Ezeiza, sin embargo, fue durante la cuarentena, el año pasado, cuando ambos retomaron contacto por la red social Facebook. 

"Al principio empezamos a vernos no muy seguido, sólo cuando coincidíamos, a medida que pasó el tiempo nos empezamos a ver más y a tener una relación más formal".

Relató. Luego de algunas idas y venidas "la relación se hizo cada vez más intensa", expresó S.F.

De tal manera fue, que a los pocos meses, precisamente en enero de este año, como ella solo tenía el sueldo de empleada de un comedor del aeropuerto donde trabajaba decidieron convivir en la casa de él. 

"Cuando me fui a vivir ahí todo cambió".

Puntualizó. 

"La única vez que salí fui a un cumpleaños de un sobrino. Después de esa noche tuvimos una pelea muy fuerte porque cuando él llegó de trabajar yo no estaba. Esa noche me fue a buscar al club, yo me subí al auto, y en el camino me decía que me vaya de su casa, que agarre todas mis cosas y me vaya. Peleamos todo el camino, y después peleamos en casa".

Contó.

En esa línea, recordó que al otro día no fue a trabajar: 

"Estaba con los ojos hinchados y toda marcada, porque él me agarraba mucho de los brazos".

Según relató en cada pelea había no solo violencia verbal, sino física: 

"Él me agarraba de los brazos, del cuello, o del pelo. O me empujaba".

Agregó. Al ser consultada si lo había denunciado por violencia de género en la Justicia, S.F contestó que "no". 

"No se porqué no lo denuncié, minimice la situación porque pensé que todo esto iba a pasar. Yo no me quería separar de él y por retenerlo, lo terminé perdiendo igual".

Señaló.

En una ocasión, relató que por "incidentes en la calle" entre ambos, los vecinos llamaron a la Policía. 

La noche previa al apuñalamiento:

La madrugada del sábado 10 de julio Juanjo Ledesma recibió dos puñaladas que provocaron que el 31 de ese mes falleciera, luego de luchar por su vida. 

Al respecto, S.F, relató que el día que "pasa el incidente", la noche anterior, es decir, el viernes 9 de julio Juanjo había invitado a un amigo a la casa a comer pollo al disco, quien alrededor de las 4 de la mañana se fue. 

"No recuerdo porqué comenzó otra pelea entre nosotros. Tengo lapsus en la memoria".

Dijo la acusada a este medio, y detalló que actualmente está con asistencia psiquiátrica para poder reconstruir la escena faltante que la ubica como la homicida de Juanjo. 

"Yo estaba sentada, me paro, y él se para. Nos empezamos a pelear de manos. El me agarró del pelo, y nos empezamos a dar manotazos. Y empezamos a discutir hasta que entró el papá de él, él salió y le dijo que no se meta que era un problema de pareja".

Relató. Luego Juanjo ingresó en la casa. 

"Después, recuerdo que algo de vidrio se rompe. Cuando quise ir a ver que pasaba Juanjo me empuja, me levanta del pelo, y de repente cuando yo reacciono, él ya está herido. Solo recuerdo algunas partes auditivas, de lo visual solo su cara".

Manifestó. Aunque dijo que cuando Juanjo estaba apuñalado, ella intentó ayudarlo, pero "él la saco", por eso, según su relato "corrió hacia atrás de la casa para pedir ayuda". 

"Yo no me quería escapar, quería llamar a alguien para que pida una ambulancia".

Sostuvo la imputada. 

Al rato, cuando salió afuera de la vivienda, "ya estaba la Policía", y una amiga de ella, que había llamado su hija de 13 años, que presenció todo el episodio. Ahí mismo S.F quedó arrestada y fue internada. Luego quedó detenida en la comisaría Ezeiza 2° Tristán Suárez, hasta hace dos semanas que fue beneficiada con arresto domiciliario, mientras espera la fecha del juicio oral. 

"Yo quiero que se abra una investigación, y que se sepa que pasó y porqué, y que me den la condena que me corresponda".

Concluyó la acusada. 



 

Publicar un comentario