Detuvieron a un joven que escondió el cadáver de su abuela durante 6 meses para seguir cobrando su pensión y que se refugiaba en Chascomús

 



Un joven mantuvo a su abuela muerta 6 meses en un cuarto fingiendo que vivía.

 

El caso ocurrió en una vivienda de Caseros de la calle Larrea donde vivía una abuela de 89 años con su nieto Agustín de 24 que cuidaba de ella.

 

El 29 de agosto, Agustín dejó de responder el celular. Sus tíos intentaron dar con él sin éxito, hasta que decidieron ir a la propiedad de Jeves, ubicada sobre la calle Larrea. Allí se toparon con un cartel en la puerta, escrito por el joven: “No entres, Laura. Llamá al 911. Leeme”. Al ingresar, descubrieron a la mujer sobre su cama, tapada con una frazada. “Su cuerpo estaba en estado de descomposición”

 

La mujer relató que Agustín, quien estaba al cuidado de la anciana, era quien los informaba sobre el estado de salud de la misma y les pedía que por la pandemia no vayan a visitarla por temor al contagio, pero desde el domingo 29 de agosto habían perdido todo contacto con él.

 

Con la presencia policial en la vivienda, constataron no solo la muerte de la mujer sino también que la casa estaba destruida, los ambientes completamente sucios, con decenas de latas de cerveza, botellas de gaseosas y cajas en donde alguna vez hubo pizzas y empanadas.

 

Una de las hijas de la mujer reveló que su nieto solicitaba que no fuesen a verla porque temía contagiarse el virus. 

En la carta que el joven dejó para su familia, confesó que su abuela falleció en el mes de marzo, pero por miedo la acostó en la cama y no avisó a nadie.

 

Fue capturado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires cuando regresó de Chascomús. Hacia allí escapó tras constatar el deceso de su abuela, pero regresaba mensualmente para cobrar la pensión, ya que no poseía ningún tipo de actividad laboral.

Publicar un comentario