Jóvenes argentinos crearon originales mates, exportan a 60 países y ganan 100 millones al año


Hace más de 10 años unos hermanos del barrio bonaerense de San Isidro habían terminado sus estudios y tenían en mente crear un emprendimiento personal. Sin embargo, estos jóvenes no imaginaban que esa inversión inicial de US$ 500 iba a llevarlos a donde se encuentran hoy, en donde facturan cerca de 100 millones al año.

"Un Mate", nació en 2010 y fue fundada por los hermanos Jeremy y Jonathan Kraayenbrink, quienes por entonces tenían 22 y 24 años, respectivamente. Su idea al comienzo era exportar productos argentinos. Ambos poseían experiencia en una empresa familiar de logística internacional, y de hecho, habían hecho varios viajes de work & travel a los Estados Unidos, Puerto Rico y Australia.

“La idea surgió porque Jonathan se enamoró de una polaca y se fue a vivir a Europa, por lo que nos sentamos a pensar en un negocio que nos mantuviera en contacto. Teníamos experiencia en Comercio Exterior, y eso nos animó a vender productos de origen argentino en el mundo”.

Contó Jeremy Kraayenbrink.

Al comienzo exportaban a través de su página web diferentes tipos de mercancías. Es así como llegaron a vender carteras de cuero, empanadas congeladas y dulce de leche, pero con ninguno de ellos lograron los resultados que esperaban y eso lo llevo a replantearse el enfoque de su producción.


“Estructura cero, trabajábamos desde el quincho de casa, y en una primera instancia queríamos ser meros intermediarios. Cuando identificamos una oportunidad con el mercado del mate en el exterior, fuimos reinvirtiendo todo en mercadería”.

Señaló Jeremy.

Los hermanos Kraayenbrink se llegaron a poner en contacto con más de 80 embajadas argentinas y lograron hablar con cientos de importadoras de productos locales en los cinco continentes pero ganarse la confianza de los clientes era algo verdaderamente difícil.


“Era un mundo súper interesante para nosotros, y eso nos daba fuerzas. Vendimos nuestro primer lote de 1.000 bombillas recién a los cinco meses de haber arrancado. El primer cliente es siempre el más difícil porque no teníamos ni una referencia de venta para darles. Nadie te compra US$ 10.000 sin tener siquiera una referencia”.

Explicó Jeremy.

Crecimiento de la empresa a partir de las redes sociales

No obstante, los jóvenes aún mantenía esa esperanza y fuerza del inicio y por eso no se dieron por vencidos. Fue entonces cuando encontraron un gran aliado para su empresa: las redes sociales. 

En ese momento apostaron por armar una comunidad virtual en Facebook y en pocos meses habían conseguido 40.000 seguidores. Pero eso no fue todo. A los dos años, alcanzaron los 150 mil.



Por aquellos años se sumaron a este proyecto los otros dos hermanos Kraayenbrink, Jason y Matthew, y fue así como conformaron un equipo, el cual con el paso del tiempo se fue incrementando hasta llegar al total de hoy en día. Son un equipo de nueve personas en Buenos Aires, además de Jonathan, quien vive en Polonia. 

Expansión internacional de Un Mate

“Al principio, exportábamos desde Buenos Aires a todo el mundo. Llegamos a mandar un envío semanal desde nuestra oficina en Buenos Aires, a más de 25 países. El siguiente paso fue asociarnos con un cliente con base en Europa para poder hacer envíos más grandes y aprovechar el espacio logístico”.

Explicó Jeremy en una entrevista con Forbes Argentina. 

El cambio de estrategia de "Un Mate" tuvo que ver principalmente por este crecimiento que tuvo la empresa: hacían pedidos desde distintos países y, por temas logísticos, sean monetarios o de tiempo, perdían ventas.

Fue entonces cuando optaron por expandirse. En un primer momento se plantearon la posibilidad de poner llevar su producción a Europa. Eligieron Gliwice una coqueta y colorida ciudad de Polonia ubicada a unos 300 kilómetros de Varsovia.

En la actualidad, Un Mate opera en nuestro país a través de su tienda online. Además, comercializa sus productos por Mercado Libre, y en una red de distribuidores en 16 provincias de la Argentina.

En tanto, en el país europeo también tiene su propia página web. Desde allí también venden a través de mayoristas con locales naturales distribuidos y en la actualidad llegan a exportar a más de 60 países desde el centro de distribución en Polonia.

Hoy, "Un Mate" vende mates, bombillas, yerbateras, bolsos y mochilas materas, entre otros accesorios. En los mercados externos, también comercializa yerba y algunos otros productos como dulce de leche.

Además, la pandemia de coronavirus no los afectó durante este último tiempo. Al contrario los encontró bien posicionados y lograron sobrellevar la incertidumbre de lo sucedería en el mundo y pudieron sacarle provecho a una necesidad en particular relacionada a los cuidados sanitarios. 

“La gente empezó a tomar cada uno con su mate, lo que llevó a un incremento repentino de la demanda".

Indicaron.

Actualmente, Un Mate factura más de $100 millones al año. Y tienen planes de expansión en donde pretenden llegar a Estados Unidos. 

“Lo estamos trabajando en este momento, por la fuerte tendencia mundial a consumir productos naturales. Ya no son solo los argentinos o el mercado nostálgico quienes consumen yerba mate, somos todos”.

Sentenció Jeremy.



Publicar un comentario