Clausuraron una de las montañas rusas más rápidas de Japón por provocar serias lesiones a 4 personas

La montaña rusa "Dodon-pa" del parque Fuji-Q Highland de Japón, fue clausurada indefinidamente por las autoridades japonesas luego de recibir las denuncias de cuatro personas, quienes afirmaron haber sufrido serias lesiones en el juego mecánico. Ahora se hará una investigación para saber con claridad qué ocurrió y si esta atracción posee las medidas de seguridad correspondientes.

"Dodon-pa" es una de las montañas rusas más veloces de todo el mundo. Logra alcanzar la velocidad de 180 kilómetros por hora. Es por eso que posee una gran popularidad entre los jóvenes y en los fanáticos en este tipo de atracciones de parques temáticos. 

Sin embargo, el pasado viernes 20 de agosto debió cerrar y según expresó el parque FujI-Q Highland, uno de los más extremos de Asia, en un comunicado de prensa, en los próximos días se hará una revisión total de seguridad.

El comunicado realizado por el establecimiento además reconoce que cuatro pasajeros reportaron haber sufrido lesiones en la atracción entre diciembre de 2020 y agosto de 2021. Y agregaron que "actualmente, la relación causal entre las lesiones y las máquinas recreativas aún no ha sido confirmada".

Por su parte, el gobierno regional de la prefectura de Yamanshi, en donde está ubicado el parque de diversiones Fuji-Q, añadió que los cuatro denunciantes son hombres y mujeres de entre 30 y 50 años. 

Asimismo, especificaron que cada uno de ellos presentaban lesiones importantes, entre ellas una fractura cervical y una fractura de la columna torácica. De hecho, esta última lesión puede requerir hasta tres meses de hospitalización para su recuperación.

Descargo de la empresa que fabricó la montaña rusa

La empresa de fabricación, Sansei Technologies, con sede en Osaka, Japón, fue la encargada de construir esta montaña rusa y tras conocerse la información sobre estas lesiones sufridas por varios pasajeros decidió emitir un comunicado.

"La relación causal entre las lesiones de los pasajeros y la máquina de atracciones producida por la empresa de nuestro grupo no está confirmada y tenemos que esperar a la investigación de la prefectura de Yamanashi y del Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo", manifestó en su comunicado.

Los parques temáticos en Japón se mantuvieron abiertos a pesar de la pandemia de Covid-19. En ese sentido, los medios locales detallaron que estas establecimientos se mantuvieron cerrados solo por unos meses pero desde junio del 2020 se reactivó la actividad.

No obstante, desde esta reapertura de los parques de atracciones se estableció medidas sanitarias para evitar los contagios de covid. Además, principales relacionada al uso de barbijos y elementos de desinfección, también se instaba a los pasajeros de las montañas rusas a no gritar en voz alta para poder así reducir el riesgo de transmisión del virus.

Fuji-Q Highland fue uno de los parques que tomaron medidas importantes para limitar a sus visitantes. El parque, situado a los pies del monte Fuji, únicamente reabrió sus atracciones exteriores, entre las que se encontraban las montañas rusas.

Por último, Fuji-Q, informa en su página web y en sus redes sociales que la montaña rusa "Dodon-pa" tiene 1.244 metros de pista, y la parte superior de su bucle está a 49 metros del suelo.



Publicar un comentario