Un adolescente de 16 años murió de un disparo en la cabeza luego de intentar evitar un asalto


Un menor de 16 años fue asesinado de un disparo en la cabeza cuando quiso intervenir tras el robo sufrido por la familia de su novia en una casa del barrio La Herradura.

La primera versión de los hechos señala que Lautaro Gómez (16) se hallaba en su vivienda cuando llegó su novia de 19 años a pedirle ayuda porque acababan de asaltar a su padre. Ambos jóvenes se dirigieron al otro domicilio, ubicado a solo 50 metros de la casa de Gómez, y en el trayecto se cruzaron con los ladrones.

Fue en esa circunstancias, según la investigación, en las que se produjo una confrontación y como consecuencia de ella Lautaro Gómez recibió un disparo en la cabeza. La muerte del adolescente fue instantánea ante la desesperación de su novia.

La policía que arribó al lugar solicitó una ambulancia pero dado lo certero del disparo no hubo ninguna posibilidad de reanimación.

Poco después se supo que los ladrones habían ingresado en la casa de la familia de la novia de Gómez y habían golpeado al padre, de 54 años, para exigirle la entrega de dinero.

Durante el robo los delincuentes se apoderaron de una garrafa y de un balde con cables que fue lo que la policía halló abandonados a poca distancia de donde se produjo el asesinato.

La fiscal Daniela Ledesma se hizo cargo de la investigación y distintas dependencias policiales orientaron sus recursos a dar con los autores del hecho. La declaración de la familia de la novia de Gómez es fundamental para intentar identificarlos y avanzar en una causa que por el momento lleva la carátula de homicidio crimins causa.



 

Publicar un comentario