Qué se sabe de la turista que desapareció hace 5 días mientras hacía kitesurf en Punta Rasa


El miércoles por la mañana, tres experimentados kitesurfers fueron por una de los suyos. Conocían a María Victoria del Rosario Pardo, desaparecida desde el 26 de junio luego de adentrarse con su tabla y su vela en las aguas de San Clemente. 

La conocían, la habían visto varias veces en la costa del Río de la Plata en San Isidro, en puntos como Perú Beach, una joven principiante. Sabían que Pardo, de 30 años, se había adentrado en el Atlántico con viento de tierra, que podía arrastrarla lejos. Nadie los había convocado, nadie les costeó el viaje o el combustible. Fueron por sus propios medios, al ver la conmoción entre grupos de WhatsApp ligados al deporte, lo que ocurría en sus cuentas de Instagram.

Así, llegaron a San Clemente. Buscaron entre matorrales y juncos; el agua había bajado varios centímetros de altura, luego de un furioso temporal con ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora. Llegaron a un sector conocido como Tapera de López, adonde suelen llegar las tablas perdidas. Luego entraron con sus velas al agua, con sus trajes de neoprene. No encontraron nada.

Los tres kitesurfers volvieron a sus casas en la zona norte. Hicieron lo que pudieron. Saben que el radio de búsqueda es de más de cien kilómetros hipotéticos, con una causa por averiguación de paradero a cargo de la UFI Descentralizada N° 1 de Mar del Tuyú que recibe informes diarios de Prefectura Naval Argentina, con embarcaciones de la fuerza en el mar y aviones que buscan desde el aire, a pie en tierra, en el Río de la Plata, en Magdalena, Punta Lara. La búsqueda también fue por tierra, playa adentro.

Hasta el momento, hoy viernes, cinco días después, nada.

La joven llegó a San Clemente el mismo sábado 26 de junio junto a un grupo de kitesurf y durante la tarde se dirigió hacia Punta Rasa, donde ingresó al mar con un equipo de neoprene negro con capucha, guantes y chaleco rojos y un kite de 5 metros azul y turquesa.

A mediados de esta semana, el área de los patrullajes se amplió en toda la desembocadura del Río de la Plata, en la Bahía de Samborombón, aunque la crecida del mar dificultaba el paso de vehículos todo terreno por las zonas de playas. “Los anillos de búsqueda cada vez se van haciendo más grandes por aire y mar, y se va ampliando la zona en base a parámetros como la dirección del viento y las mareas, en medio de este fuerte temporal”, explicó el titular de la Dirección de Defensa Civil del Partido de La Costa, Augusto Giachetti.

Hay recursos. Prefectura Naval, según dijeron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación a Infobae, dispuso botes semirrígidos y motos de agua que recorrieron 123 millas náuticas por la zona de costa, islotes, ríos interiores y la Bahía de Samborombón. Cinco móviles terrestres recorrieron las zonas de costa aledañas, para cubrir un total de 98 kilómetros. Un buque guardacostas recorrió el territorio de Punta Rasa a Pontón Recalada, a una distancia de 20 millas náuticas de la costa.

En el aire, otro avión voló 210 millas náuticas desde la Estación Aérea Mar del Plata, otro helicóptero de la fuerza lleva otras 457 millas recorridas. Todo, en condiciones meteorológicas frecuentemente adversas, con visibilidad en ocasiones regular, un frío intenso y vientos de 25 kilómetros por hora.

En conjunto, los propios amigos de Victoria decidieron salir a buscarla. Lo hicieron a un gran costo, con una serie de vuelos privados, aportes de particulares: se hicieron, hasta el momento, tres vuelos particulares de reconocimiento. El combustible cuesta, pero la campaña, iniciada en Instagram, lleva recaudados 2,8 millones de pesos en cuentas entre Argentina y Uruguay, destinados a pagar los gastos.

Mariela López Gandolfo, amiga de Victoria, lleva adelante la campaña de recaudación en redes sociales, se encarga de los pagos y la logística, un trabajo de tiempo completo. Los padres de la joven kitesurfer la autorizaron expresamente. 

“Están devastados”.

Afirma.

“Con un grupo de amigos decidimos arrancar esta semana. Hay aviones y helicópteros que ofrecieron otras escuelas de kitesurf. Se ofrecieron aeronaves, pilotos, gente para avistaje. Nos reunimos con Prefectura, pusimos a disposición todo lo que la gente fue ofreciendo y así ellos podían elegir qué era lo mejor, para no interferir con su trabajo. Se armó un plan de vuelo. Estoy gestionando los pagos. Se buscó por tierra, se prendieron los pescadores y la gente local, chicos y chicas que hacen kite y fueron”.

Continúa, con la gestión sobre sus hombros.

Mientras tanto, coinciden fuentes alrededor del caso, las chances de encontrar a Victoria se vuelven más escasas con el paso de los días. Hoy por la mañana, otro de sus amigos despegó en La Plata con otro avión particular.

Para colaborar con la búsqueda:

MARIELA SAMANTA LOPEZ GANDOLFO

CVU: 0000003100080612355345

Alias: v.tevamosaencontrar

CUIT/CUIL: 27257877375

MercadoPago






Publicar un comentario