Envenenaron a los perros de sus vecinos y los dejaron muertos en su patio


Un grupo de vecinos de Virrey del Pino denunciaron este jueves a un hombre y a su esposa por matar a tres perros pitbull del barrio. Los acusados habrían envenenado a los canes porque aparentemente "ladraban todo el día". Por su parte, los dueños del animal piden justicia para sus mascotas.

"Los mató solamente porque le molestaba que ladren. Solamente por eso".

Dijo Irene, la dueña de los perros, con respecto a la acusación en contra de su vecino llamado Favio Vega.

También protestó que el hombre que mató a sus perros llamados "Estrella, Zeus y Princesa", se emborracha constantemente y "se pone a tirar tiros al aire" cuando está en ese estado de ebriedad.

Como si fuera poco, la esposa del asesino de perros le dijo a la dueña que estaba bien lo que les había sucedido a sus mascotas. 

"No sé si este hombre está en sus cabales. Una persona que está bien no hace estas cosas".

Sostuvo.

Irene explicó que los perros estaban ladrando en el techo de su casa, cuando el vecino decidió arrojarles veneno para ratas. A los pocos minutos, los animales bajaron "moribundos" hacia el patio.

Otra vecina de Virrey del Pino indicó que en el barrio le tienen miedo a Favio porque "es agresivo, toma y sale con el arma". En ese sentido, los familiares y allegados de Irene le solicitaron a la Justicia que realice una pericia psicológica al asesino, para determinar si está o no "en sus cabales".

Por su parte, la esposa de Favio se acercó al móvil y también remarcó que no sabe quién fue el que asesinó a los animales. Sin embargo, admitió que a ella le molestaban los perros porque la aturdían con sus ladridos. 

"Hace seis meses hablé con ella (la dueña de las mascotas), le dije lo que pasaba y le dejé en claro que no quería tener problemas. Pero yo no sé quién mató a sus perros".

Sostuvo la vecina de Irene.

Pese a que la mujer se defendió de las acusaciones, todo el barrio salió con pancartas a la calle para protestar contra el matrimonio envenenador. Además este hecho puntual, las personas que conocen a la familia responsable de la muerte de los animales le recriminaron malas actitudes y acciones que habrían tenido la cruel pareja para con todos los vecinos.

Según los dispone la Ley Sarmiento, los responsables del envenenamiento de los perritos podrían recibir pena de 15 días a un año de prisión. El delito se cataloga como maltrato y/o crueldad contra los animales.

Entre los actos de crueldad que la ley podría contemplar en este hecho puntual se encuentra el siguiente: 

"Lastimar y arrollar animales intencionalmente, causándoles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por el solo espíritu de perversidad".


 


Publicar un comentario