Una mujer denunció que fue violada en el Sanatorio Güemes de Palermo mientras estaba bajo anestesia


Una mujer que se realizó días atrás una intervención quirúrgica en el Sanatorio Güemes del barrio porteño de Palermo denunció que fue violada mientras estaba bajo los efectos de la anestesia. Por el hecho fue detenido un camillero, acusado de abuso sexual doblemente agravado. La víctima cree que, en otra operación previa similar, pudo haber sufrido otro ataque similar.

El caso, que se tramita en el Juzgado Criminal y Correccional Nº19 a cargo de Diego Slupski, fue denunciado después de que el jueves pasado la víctima acudiera al centro de salud para una operación en la rodilla. Luego de esa intervención, ella despertó ensangrentada por un desgarro en su zona genital. La mujer fue asistida y anoche recibió el alta.

Antes de regresar a su casa, mientras continuaba internada con custodia de efectivos de la Policía Federal, la denunciante, que es representada legalmente por la abogada Raquel Hermida Leyenda, ratificó su denuncia por videoconferencia y amplió su declaración para contar algo que le había sucedido un tiempo atrás: dijo que presuntamente fue abusada también en una intervención quirúrgica anterior a la que se sometió en el mismo sanatorio, en noviembre del año pasado.

“Ella pasó por tres intervenciones a raíz de un accidente y ahora se da cuenta de que de la segunda intervención salió de la misma manera (con lesiones)”.

Dijo Hermida Leyenda y agregó: 

“La ampliación de la denuncia tuvo que ver con lo que pasó en la segunda operación. La víctima hizo una descripción perfecta del anestesista. Lo ubica como una persona de alrededor de 50 años, muy acicalado, de ojos claros y pelo blanco. Lo vio con barbijo”.

La abogada resaltó que otras mujeres denunciaron abusos en contextos similares en la misma clínica. Uno de esos casos fue denunciado por una mujer de 27 años, que aseguró haber sido abusada mientras estuvo inconsciente durante una operación de urgencia por cálculos biliares, tras la cual despertó con dolores y lesiones en los muslos y la entrepierna.

Según consta en la causa judicial en base a los informes de los médicos legistas, la víctima contó haber sentido mareos durante el ingreso al quirófano y al despertar sintió molestias en su cuerpo pero no supo con certeza qué lo producía.

Una vez de regreso en su casa, el marido de la denunciante descubrió unas marcas extrañas en la entrepierna y en los glúteos de su esposa, por lo que llamaron al 911 y se realizó un operativo de rutina para estos casos.

“Cada vez que intentaba conciliar el sueño me despertaba sobresaltada o cuando lograba dormirme me quejaba y volvía a despertarme; me pareció muy extraño esto ya que me sentía rara y perturbada. Esa noche seguí con menos dolor, pero con la imposibilidad de conciliar un sueño tranquilo, seguía despertándome sobresaltada”.

Relató la mujer en el expediente al que accedió la agencia Télam.

La víctima fue evaluada por el jefe del Departamento de Salud Mental del sanatorio Méndez, quien diagnóstico estrés post traumático y la medicó para atenuar los síntomas de ansiedad, peligro, insomnio, miedo y pesadillas que estaba padeciendo.

La investigación del segundo caso recayó en manos de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°23, a cargo de Marcelo Retes, y del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°47 que dirige Mónica Berdión de Crudo.

“La segunda víctima declara exactamente las mismas características del anestesista. Lamentablemente ninguna de las dos reconoce al camillero porque estaban anestesiadas”.

Subrayó Hermida Leyenda, que representa a ambas.

Hay, además, un tercer caso en investigación, que a diferencia de los otros se mantiene en absoluta reserva por pedido de la víctima.

Y Hermida Leyenda contó que recibió dos denuncias más de otras mujeres, ninguna de las cinco relacionadas entre sí, que involucrarían a los mismos protagonistas.

La respuesta del Sanatorio Güemes

A través de un comunicado, las autoridades del Sanatorio lamentaron “profundamente la situación que es de público conocimiento”. 

“Contamos con estrictos protocolos para asegurar la integridad de nuestros pacientes y garantizar una excelente atención médica y calidez humana, poniendo al paciente siempre en el centro. Por eso, estamos siempre a disposición de lo que la Justicia solicite y de cualquier otro organismo que así lo requiera, para poder esclarecer esta situación lo más pronto posible”.

Sostuvieron.

“En nuestra Institución nos dedicamos a cuidar la salud de nuestros pacientes y de sus familias, guiados por valores de transparencia y verdad. Asimismo, propiciamos un acompañamiento incondicional a la sociedad, siendo en esta pandemia el sanatorio que mayor cantidad de pacientes con Covid-19 atendió”.

Agregaron.

“En los otros casos, el Sanatorio presentó las cámaras y la documentación requerida. Siempre se colaboró con la Justicia”.

Acotaron por su lado voceros del Güemes.. Por otra parte, aseguraron que el camillero detenido, cuya identidad no trascendió, fue desvinculado del centro médico, al tiempo que sembraron dudas respecto de las dos primeras denuncias: 

“Las denuncias anteriores no tiene imputados. No hay pruebas. El anestesista acusado estuvo en las cirugías compartiendo quirófano con cuatro profesionales femeninas y ninguna corroboró los dichos de las denunciantes”.



Publicar un comentario