MADARIAGA: ¿Cómo funciona en pandemia el Hospital Garrahan en donde se encuentran internados los hermanitos madariaguenses?

 

En dos vuelos sanitarios distintos llegaron S., de 8 años de edad, y M., de 5, quienes sufrieron severas quemaduras en el incendio de su casa en el barrio Belgrano el martes último cuando quedaron atrapados en medio de las llamas y fueron retirados, de manera heroica, por Cristian Palacios, un hombre que se encontraba en una vivienda cercana y escuchó el pedido de auxilio.

 

El mayor de los hermanitos ya despertó y tuvo su primer contacto con su mamá Karina Rosa. El más pequeño seguía hasta anoche en terapia intensiva del centro pediátrico que es referencia en el país.

 

En plena pandemia, el Hospital Garrahan aplicó protocolos para reducir al mínimo la posibilidad de contagio de COVID-19. Esto se debe a que casi el 75% de los chicos se atienden por cáncer. Por eso, los familiares deben realizarse hisopados reiterados antes de acceder a las habitaciones para estar con los niños.

 

El marzo de 2020, con el primer tramo de las restricciones, directamente prohibieron el ingreso de familiares y debieron readaptar el trabajo médico y con psicólogos para crear juegos y entretenimientos para que los nenes no se sientan solos. El problema radicaba en que los hisopados sólo se procesaban en el Instituto Malbrán y todo era nuevo. No había los reactivos ni test que existen hoy en día.

 

Lidia Fraquelli, coordinadora del Caipho, explicó el avance en el armado de un triage específico. Todos los pacientes que llegan – o a sus familiares- se les hace un control. Este ingreso es por Avenida Brasil. Allí aíslan a los que son sospechosos y catalogan a los demás que no presentan ningún síntoma.

 

“Sólo permitimos un acompañante por paciente, evaluamos y controlamos la distancia en cada una de las salas de espera permanentemente, y reiteramos la obligatoriedad en el uso de barbijos de manera constante”.

 

En tanto, Pedro Rino, coordinador de la unidad de emergencias, afirmó que se aumentó toda clase de control sobre los visitantes porque el factor fundamental es prevenir dado que todos los nenes internados presentan una comorbilidad y están en riesgo ante el coronavirus.

 

No hay que olvidarnos de nuestros pacientes

 

Más allá de la situación de emergencia en toda la región AMBA, Patricia García Arrigoni, directora médica del Garrahan, habla permanentemente de no dejar de lado las consultas o seguir viendo a los médicos para no retrasar las atenciones que son necesarias para tener una mejoría ante una dolencia.

 

“Nosotros en lo edilicio hicimos todo en tiempo récord. Diferenciamos las puertas, hicimos un doble triage y para todo tenemos vías de circulación. Hay espacios diferenciados y hasta aislamiento de terapia intensiva. Este es un hospital que cierra sus puertas. Seguimos operando: Hicimos 12 trasplantes en todo este tiempo. No nos olvidamos del paciente que no es COVID. Es una situación que requiere de nuestro mayor compromiso”.


Agradadecemos al área de prensa del Hospital Garrahan por la ayuda prestada y la facilitación del paquete de fotos.

Publicar un comentario