Murió una mujer de rabia tras ser mordida por un gato que tenía la "variante murciélago"


Los últimos análisis realizados a la mujer de Coronel Suárez fallecida días atrás confirmaron que el caso de rabia humana fue por variante murciélago. Esto indica que el animal infectado con rabia contagió al gato que finalmente mordió a la víctima de 33 años.

De este modo, el médico veterinario César Chá -referente de la Mesa de Zoonosis local- en diálogo con Suárez al Día comentó las medidas que se llevarán adelante.

El profesional aseguró que lo sucedido bien se representa con la frase “crónica de una muerte anunciada” ya que la población dejó de vacunar a sus mascotas quizás por falta de conocimiento o desidia, suponiendo la escasa probabilidad de casos de rabia o la humanización que la comunidad tiene con las mascotas.

“Existe una alerta preventiva por si ese gato que mordió a la mujer también contagió o no según el tipo de virus que haya tenido. Nos llama la atención que ante el episodio de mordedura la persona nunca evidenció la necesidad de hacer la denuncia en un ente sanitario para activar los protocolos antirrábicos”.

Subrayó el profesional.

En tal sentido puntualizó en la importancia de la denuncia temprana y a tiempo de las mordeduras tanto de perros como de gatos, con una consulta inmediata en la guardia médica local para poder determinar y establecer posibles focos y avistamiento del ejemplar bajo sospecha.

“Ante una mordida se activan los protocolos que incluye la observación durante 10 días del animal atentos a que no presente síntomas y si no se lo encuentra, es necesario activar la vacunación hacia la persona que fue dañada; acá falla la educación de la salud y sobre todo la tenencia responsable”.

Describió.

Si bien indicó que es necesario la presencia del Estado con políticas sanitarias de prevención, remarcó que es fundamental que la sociedad ejerza una tenencia responsable en el cuidado de sus mascotas cumplimentando el cronograma de vacunación anual.

“La rabia es una enfermedad mortal de altísima peligrosidad y que no está erradicada; la vacuna se debe dar todos los años a perros y gatos a partir de los 3 meses de vida, muchos piensan que esto es un negocio y lamentablemente tiene que pasar un hecho así para corroborar lo que uno pregona, muchas veces en soledad”.

Se lamentó.

“Debemos hacer más hincapié en educación y prevención sin dudas”.

Recalcó y confirmó que continuarán con la vacunación antirrábica siguiendo con el protocolo establecido y atentos lo dispuesto por Zoonosis Urbanas de Provincia y Nación, en conjunto con las áreas de epidemiología y Región Sanitaria, calculando una población aproximada de 10 mil mascotas en todo el distrito.

“Se solicitaron vacunas antirrábicas para avanzar con el dispositivo, para alcanzar a la totalidad de los animales del distrito, con el objetivo de mantener un punto fijo de vacunación para mantenerlo en el tiempo”.

Por último, el médico veterinario César Chá aconsejó, “vacunen a sus mascotas, cuídense, no interactúen con animales de la calle porque no conocen su status sanitario y ante cualquier mordedura denuncien en el hospital como forma de activar el protocolo”, finalizó.


Publicar un comentario