Una empresaria le robó a su familia 25 millones de dólares y desapareció: Hallaron un pie


Era madre de 49 años y se llamaba Melissa Caddick, quien estafó a su familia por 25 millones de dólares a través de una empresa financiera en Australia. Esta semana, la policía y guardavidas de la costa sur de Nueva Gales hallaron restos de los pies de la mujer, que había desaparecido en noviembre de 2020, según informaron los medios australianos. 

El comisionado de Nueva Gales del Sur, Mick Fuller, sostuvo al medio 7News que “siempre existe la posibilidad de que se haya cortado el pie y siga viva, aunque es bastante fantasioso”, tras encontrar los restos que estaban agarrados a una zapatilla para correr.

Por su parte, el comisionado adjunto, Michael Willinga, explicó que el ADN del pie se comparó "con la muestra de ADN del cepillo de dientes de Melissa Caddick y los miembros de la familia”. 

La forma en que el pie de Caddick llegó al océano sigue siendo un "misterio" para los investigadores y, aunque es posible que se haya cometido un crimen, "es más probable que se haya producido el suicidio", opinó el comisionado adjunto que, junto con los demás investigadores, barajan las posibilidades de que la mujer se haya suicidado, la hayan asesinado o que haya fingido su muerte para escapar con el dinero.

“Dadas las circunstancias de la desaparición y el hecho de que dejó sus pertenencias personales, siempre hemos considerado la posibilidad de que se haya quitado la vida”.

Afirmó el comisionado, que estima junto a expertos forenses, que si realmente hubiese sido asesinada hace unos meses, el zapato debería tener más crustáceos pegados.

La mañana en la que desapareció Melissa Caddick

La Policía Federal Australiana había llevado a cabo un allanamiento en la casa de Caddick, la mañana del 11 de noviembre del año pasado, incautando documentos, computadoras y ropa de diseñador, zapatos y bolsos.

Menos de un día después, a las 5.30 de la mañana, Caddick salió de la casa para correr, sin dejar rastro hasta que, 18 semanas y tres días después, 450 km al sur de su vivienda, dos hombres en la playa encontraron la zapatilla de Caddick con su pie dentro.

Los activos de la mujer en el momento de su desaparición rondaban los 5600 dólares y nada quedó de los 25 millones con los que estafó a su familia y otros inversores a través de la empresa financiera Maliver. Los investigadores creen que Caddick no fue asesinada, sino que escapó, se cortó el pie y ahora podría estar disfrutando de los 25 millones de dolares que robó mediantes estafas. 




Publicar un comentario