Sacó un árbol de la vereda porque las raíces levantaban las baldosas y ahora tiene que pagar una multa de 1 millón de pesos


Una situación que para muchos puede ser menor se viene repitiendo en la ciudad de Bahía Blanca y está vinculada con el arbolado urbano y el deterioro que sus raíces pueden representar para las veredas y, en consecuencia, el riesgo para los peatones.

Un vecino de Alem y Paraguay relató su experiencia, respecto a la demora que denuncia por parte del municipio para obtener el permiso que debe otorgar para intervenir el espacio exterior, a sabiendas de que si no se notifica a la comuna, sobrevienen las multas.

"Inicié la obra para remover toda la vereda, por el problema que tenía con las raíces que eran muy grandes y se levantaron las baldosas. Era un riesgo para gente mayor y con discapacidad. Eso sumado a otros problemas que nos dejaron los anteriores dueños de la vivienda (llegaron hace 14 meses), encontramos la tapa de una cámara que estaba 10 centímetros por sobre la vereda".

Destacó Fernando Iturburu.

Y recalcó: 

"Presenté la nota el 2 de diciembre para hacer la vereda y para retirar el árbol en la Municipalidad. El 29 de ese mes me contestó un inspector que estaba seco y había una infracción porque había retirado las raíces. Yo no podía esperar un mes para que me autoricen por el riesgo que implicaba para los transeúntes, donde era yo el responsable si alguien tenía un accidente".

"Corté las dos raíces más grandes, luego de esperar 15 días desde que envié la nota. El lunes tengo la reunión con el Juez de Faltas, el valor de la multa me lo reservo porque me va a dar un infarto. Por trabajos anteriores soy experto en seguridad, tomé todos los recaudos para proteger al peatón. Había delimitado el perímetro con cinta de peligro, la cual me rompían periódicamente. Lo que me indigna es que nadie vino a asesorarme. A la gente hay que capacitarla, no solo prepararla para recaudar. Quiero cuidar la imagen de la ciudad en cuanto a forestación".

Sostuvo en otro segmento de la entrevista radial.

Y cerró, con indignación: 

"Si esperaba más tiempo hasta recibir una respuesta de la comuna, los materiales se iban a encarecer aún más. La vereda cuesta entre 800 mil y un millón de pesos".




Publicar un comentario