Perros y gatos podrían provocar cepas mutantes de coronavirus


Investigadores británicos de la Universidad de Liverpool publicaron en la revista Nature Communications que tanto animales domésticos como erizos, conejos, gatos y perros, como especies salvajes, pueden albergar nuevas cepas de coronavirus.

El estudio fue realizado a través de una simulación de aprendizaje automático, que analizó la capacidad de asociaciones entre 411 cepas de coronavirus y 876 especies de mamíferos. En ese sentido, el método tuvo en cuenta especificaciones de genomas, como la estructura de proteínas y rasgos ecológicos, entre otras cuestiones.

A pesar de que el mayor peligro lo concentra el murciélago amarillo asiático menor (Scotophilus kuhlii), con gran presencia en el sudeste de Asia, el estudio reveló que el erizo común, el conejo europeo y el gato doméstico pueden también ser posibles huéspedes del Covid-19.

Según lso científicos, mas allá de los animales domésticos, en los próximos años se conocerán 30 veces más especies capaces de hospedar nuevas cepas de SARS-CoV-2, de las ya conocidas.

Animales domésticos que podrían hospedar el coronavirus y provocar mutaciones del SARS-CoV-2

Gato doméstico

Perro doméstico

Conejo europeo

Erizo común

Además, el erizo y el conejo han sido previamente confirmados como huéspedes de otros betacoronavirus  aunque “no tienen una importancia apreciable para la salud humana”, determinaron.

A pesar del lanzamiento masivo de las vacunas contra el Covid-19, el equipo de la Universidad de Liverpool dice que la recombinación de otros coronavirus con el SARS-CoV-2 es la “amenaza inmediata para la salud pública”. 

“Tal recombinación podría producir fácilmente más virus nuevos con la infectividad del SARS-CoV-2 y patogenicidad adicional o tropismo viral de otras partes de los coronaviridae”.

Sostuvieron.

“Nuestros resultados demuestran la gran subestimación de la escala potencial de la generación de nuevos coronavirus en animales salvajes y domésticos”.

Advirtieron los investigadores británicos.

¿De qué sirve conocer las posibles asociaciones entre coronavirus y animales?

Según los investigadores, predecir qué animales podrían ser potencialmente la fuente de un futuro brote de coronavirus puede ayudar a reducir el riesgo de contagio en los humanos. Además, podría ofrecer información sobre dónde podría ocurrir la recombinación.

“Dicha información podría ayudar a informar las estrategias de prevención y mitigación y proporcionar un sistema de alerta temprana vital para futuros coronavirus nuevos”.

Señalaron.

El estudio detalló también que hay once veces más asociaciones entre especies de mamíferos y cepas de coronavirus de lo que las observaciones empíricas han demostrado hasta ahora y demostró que el SARS-CoV-2 podría recombinarse potencialmente con otros coronavirus, como el del camello dromedario, transmisor principal del MERS-CoV al ser humano.



Publicar un comentario