PINAMAR: La familia del turista que murió atropellado por un UTV, donó los órganos

La víctima se llamaba Matías Mares, vivía en la zona norte bonaerense y había llegado hasta Cariló para pasar unos días de descanso.

Por causas que aún se intentan determinar, Mares chocó con un vehículo UTV en una zona de médanos el domingo pasado por la tarde. Según el parte policial, quien manejaba el vehículo 4x4 es Laureano García, de 45 años, que vive en el partido de Ezeiza. Según las versiones predominantes, el conductor del UTV habría escapado del lugar y, según consta en la causa, se presentó al día siguiente del accidente ante las autoridades policiales.

Mares fue trasladado al hospital de Pinamar donde fue operado por lesiones en la cabeza. Según explicaron desde el entorno de la víctima a LA NACION, se intentó trasladar al joven a un centro de mayor complejidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La salud del joven se complicó durante los días de internación y esta mañana se dictaminó que tenía muerte cerebral, y ahí la Justicia autorizó la donación de órganos. Según pudo saber este medio por fuentes sanitarias, se donaron el corazón, el hígado y los riñones que fueron trasladados en dos ambulancias.

La segunda de las unidades salió a las 12.28 junto al equipo del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante Provincia de Buenos Aires (Cucaiba) que llegó hasta esta localidad para llevar adelante el proceso de ablación. Interviene en la causa la Fiscalía 5 de Pinamar.

En tanto desde el entorno del joven comenzaron a solicitar ayuda a posibles testigos del hecho para que testifiquen en la causa que cambió de carátula a raíz de la muerte del joven.

La causa y la autopsia

“Ocurrió alrededor de las 18 del domingo. Esto ocurrió en una zona que está entre Cariló y Villa Gesell. Circulaba un UTV y una moto Kawasaki. Se está investigando cómo ocurrió el accidente. Lo que tenemos y se ve en los vehículos es que el frente de la moto está todo destruido y el UTV está dañado al costado del lado del acompañante donde debería haber una puerta, pero estos vehículos no lo tienen”.

Explicaron fuentes de la investigación.

Según los investigadores lo que sucedió es algo habitual en este tipo de accidentes en zonas de médanos y de difícil acceso. 

“Lo levantaron las personas que estaban con él y lo llevaron hasta una zona para poder ser atendido. Se fue la persona del UTV que más tarde se presentó en la comisaría y entregó el vehículo que está secuestrado junto con la moto”.

“A raíz de la muerte la carátula cambió de lesiones graves a homicidio culposo contra el conductor del UTV, pero aún falta determinar quién embistió a quien. A las cinco de la tarde tendremos la autopsia para determinar el total de las lesiones del accidente”.

Dijeron fuentes policiales.











Publicar un comentario