MAR DEL PLATA: La policía irrumpió en una fiesta swinger y los invitados pensaron que eran strippers

 

 

“3 días para disfrutar en Mar del Plata, comunidad Swinger. Alojamiento en hoteles céntricos ‘exclusivos para nosotros’. Actividades y paseos por la ciudad”. Así se promocionaba en video un paquete turístico que, entre otras atracciones, también incluía una noche en “bar sw en Sierra de los Padres ‘exclusivo para el grupo’: baile, diversión y reservados”.

 

Alrededor de 40 personas, todas parejas swinger, contrataron el servicio para pasar el fin de semana en Mar del Plata y este viernes disfrutaban la noche en una finca ubicada en el kilómetro 21 de la ruta 226. Sin embargo, la policía interrumpió la fiesta y los turistas los confundieron con strippers. “Cuando nos vieron pensaron que éramos parte del show”, deslizó una fuente policial.

 

“Recibimos una denuncia bastante precisa con la ubicación. Hubo un seguimiento en las redes sociales con el anuncio de la organización de este evento y acudimos al lugar”, explicó el subsecretario de Seguridad de General Pueyrredon, Gustavo Jara.

 

Una patrulla municipal junto a la Policía Bonaerense y personal de Inspección General se hizo presente en el establecimiento. “Nos acercamos hasta un galpón muy bien decorado y escuchamos música. Golpeamos la puerta y nos abrió quien era el propietario y -sin poner ningún impedimento- dijo que se estaba desarrollando un encuentro”, agregó Jara.

 

Al tomar intervención, observaron que era “toda gente grande de Buenos Aires, parejas de entre 40 y 60 años, que estaban cenando en una mesa larga”. De inmediato el personal de Inspección General supervisó el lugar y constató que no contaba con habilitación para realizar este tipo de eventos. Había luces y equipos de sonido y además “carecía de las medidas de seguridad”.

 

“Por el aviso que teníamos previamente del anuncio nos dimos cuenta que era esa la temática de la fiesta y, teniendo en cuenta la cantidad de personas, que estaban violando el DNU presidencial”, detalló el funcionario municipal.

 

Jara precisó que la finca fue clausurada y “se hará una supervisión de la misma para que no reincidan”. Además se notificó a los participantes y organizadores -por orden de la Fiscalía Federal- por violar el artículo 205 del Código Penal de la Nación y se les abrirá una causa penal.

Publicar un comentario