La policía desactivó dos fiestas clandestinas y los participantes fueron al destacamento y lo destrozaron




Como si fuera una venganza armada por las dos fiestas clandestinas suspendidas en las madrugada del sábado, en las primeras horas de este domingo todo se desmadró en balneario Reta. Es que mientras efectivos policiales fueron convocados para desarticular otra fiesta clandestina en la playa, un grupo de personas atacó la dependencia policial, aprovechando la reducida presencia, e intentaron ingresar, aparentemente buscando recuperar la gran cantidad de elementos que habían secuestrado en las fiestas de la noche anterior.


Vamos por partes. En la madrugada de este sábado personal policial de Reta, con los refuerzos de los abocados al Operativo De Sol a Sol 2020/2021, desactivaron una fiesta clandestina en la zona de médanos, secuestrando generadores eléctricos, equipo de potencia, trípodes, una notebook, equipos de música, bebidas alcohólicas, parlantes, luces, amplificadores, y hasta una máscara de Ricardo Fort. Esto fue a la altura de la calle 33, y había unos 150 jóvenes en ese festejo.


Dos horas después, a las 4.30 horas, desactivaron otra fiesta, esta vez en los médanos entre la avenida Stella y calle 50. En este caso secuestraron parlantes y bebidas alcohólicas, participaban unas 50 personas. En ambos casos interviene el Juzgado de Faltas Tres Arroyos y Juzgado Federal de Necochea, a cargo del Dr. Bibel Bernardo Daniel.



Los desmanes


Lo que ocurrió esta madrugada en Reta es inédito, al menos en esa localidad. Según los testimonios recogidos hasta el momento, se trató de un ataque organizado y del que participaron jóvenes y adultos, residentes de la localidad y turistas. Es que mientras un grupo de policías se dirigió a desactivar una nueva fiesta y fueron recibidos con piedras y palos, otro grupo fue a la dependencia con intenciones de tomarla.


Según fuentes policiales, al acercarse el móvil policial a la fiesta que se desarrollaba anoche, fue encerrado por dos autos que se cruzaron en la calle y le impidieron la salida. En esos momentos comenzó el ataque, tanto a ese móvil como en la dependencia policial.


En la dependencia el ataque comenzó con piedras, que poco a poco destruyeron cada una de las ventanas. Posteriormente comenzaron a intentar ingresar, pero el ingreso fue bloqueado con muebles por los dos policías que quedaron en el lugar.



La intención, según la información recogida, era recuperar los elementos secuestrados la noche anterior. Al no poder hacerlo, destrozaron el móvil que había quedado en la puerta y el auto privado de uno de los efectivos. Incluso, clavaron un cartel señalizador de calle en el rodado del oficial.


Si bien no lograron ingresar a la dependencia, dos oficiales fueron heridos, ninguno de gravedad. Uno de ellos fue lastimado mientras era atacado por los concurrentes a la fiesta, mientras que el otro fue herido en la sede policial cuando intentaba evitar el ingreso de los delincuentes.


Consultados por los detalles por La Voz del Pueblo, solicitaron un tiempo prudencial para continuar con la investigación y tener datos concretos, pero aseguraron que trabajan sobre la hipótesis de que los ataques fueron organizados de forma previa y que participaron muchas personas, algunos retenses.


 


En el lugar trabajan los efectivos que prestan servicios en Reta, con refuerzos de Tres Arroyos y de policía científica. Actualmente se encuentran revisando las cámaras de seguridad para comenzar a reconocer a los autores.


Fuente: La Voz del Pueblo y LU 24

Publicar un comentario