“Un día para dar”: Cómo funciona la iniciativa global que promueve la donación de sangre, ropa y tiempo


La propuesta es sencilla y amplia, porque “todos tenemos algo para dar”. Eso creen y promulgan desde #UnDiaParaDarAR, un movimiento mundial y solidario que nació en 2012 en los Estados Unidos con una fecha fija y anual: el primer martes después del cuarto jueves de noviembre. 

La conmemoración se denominó #GivingTuesday, que significa en inglés “Dando el martes”. La iniciativa, según su página web, se dedica a promover acciones solidarias y a invitar a todas las personas a colaborar con proyectos o acciones para hacer de este mundo uno mejor.

La propuesta nació como respuesta conceptual a la popularidad del Black Friday y Cyber Monday, días orientados a las compras de Navidad. El Black Friday y Cyber Monday se realizan el primer viernes y lunes después de Acción de Gracias, una celebración anual que se honra en Estados Unidos y Canadá. 

El día siguiente a esas jornadas de alto consumo, llega #UnDiaParaDar, que desde hace al menos cuatro años se convirtió en un día para homenajear el don de la generosidad en al menos ochenta países. Hoy, en un contexto complejo de adversidad por la pandemia del coronavirus, el martes se extiende a todo diciembre en más de 150 ciudades del mundo.

A su vez, este año se sumó una nueva generación de actores solidarios sub 18 en procura de inspirar conciencia social a toda la comunidad. ¿Qué se puede donar? Todo: desde donar sangre, ropa o lo que no se use, aportar dinero y bienes materiales, hasta la propia capacidad de hablar y escuchar para acompañar a alguien donando tiempo.

“Deseamos que en este 2020 tan difícil sean cientos de organizaciones las que puedan capitalizar la fecha a beneficio de sus propias causas”.

Explicó Carina Piovano, directora ejecutiva de Pura Vida ONG y del Equipo Nacional del Movimiento en Argentina.

En esa misma línea, María Surmani, responsable de Campañas y Comunicación de Pura Vida ONG y miembro del Equipo Nacional del Movimiento en Argentina, destacó que también “se puede ayudar desde la comodidad del celular”.

En un 2020 inmerso en los efectos de la pandemia, la asociación sumó nuevos embajadores: la generación NEXT. “Notamos que los jóvenes son naturalmente más empáticos. Vienen a cambiar y romper con el paradigma de ayudar esporádicamente para transformarlo en un hábito que es lo que buscamos como objetivo. Tienen entre 11 y 18 años y proponen, ejecutan y llevan adelante todas sus ideas”.

Expresó Surmani, quien junto al equipo lidera Un Día Para Dar desde 2013. Todos sus proyectos están volcados en la plataforma, como los de los jóvenes que promulgan la solidaridad y la donación desde distintos enfoques.

Bryon (16): ayuda alimenticia sustentable

Su proyecto es ambicioso: está armando huerteros e insumos de herramientas acompañado una capacitación para comedores y merenderos que deseen comprometerse en un proyecto de alimentación sustentable y autónoma. Se encarga de entregar los elementos necesarios para la instalación del proyecto y su correcto mantenimiento para garantizar la soberanía alimenticia de comunidades vulnerables.

Jeremías (11): kit de primera necesidad

Propuso armar kits de primera necesidad para familias en situación de vulnerabilidad. No es lo único: también apoya la iniciativa de Floresta Rugby Club para hacer frente a los afectados por el contexto pandemia. En 2019 hizo una colecta de útiles.

Jachu (11): taller de oficios

Se comprometió con el Taller de Elsa, liderado por Elsa Espinoza, una emprendedora social con amplia experiencia en el rubro textil que sueña con instalar un taller en su barrio, La Cava, para ayudar a sus vecinas ofreciendo oportunidades, contención profesional y emocional para crecer en trabajo. Para poder concluir con la obra, se necesita desde materiales para terminar las paredes, el piso y el cielorraso, construir el baño y pintar hasta herramientas de costura. A su vez, Elsa y otras mujeres del barrio que ya participan del taller están haciendo individuales y bolsas con galletitas de Navidad donadas por Jachu para poder seguir recaudando dinero y así terminar con la infraestructura.

Las organizaciones sociales en crisis

En un contexto desfavorable para el mundo por la pandemia, las organizaciones sociales se vieron fuertemente afectadas porque por un lado hubo una mayor demanda de ayuda de ciertos sectores y a la vez las donaciones también sufrieron una baja.

Argentinos solidarios

La enorme capacidad de solidaridad que tenemos los argentinos se pone una vez más a prueba. “Como comunidad notamos que el argentino siempre está dispuesto a colaborar pero no lo tiene como un hábito constante, lo hace de manera más esporádica frente a un gran hecho o catástrofe. Lo que venimos a proponer es mantener esa chispa vigente todo el año”.

En 2019 más de 15 mil personas en Argentina generaron acciones de impacto positivo en su comunidad. Se concretaron 40% más de donaciones de sangre que en el 2018. Se recolectaron 1542 mechones de pelo para pelucas oncológicas, 80% más que en el 2018. Se recibieron 3516 kilos de donaciones de comida, lo cual representa un incremento del 44% en comparación con la edición anterior.

Cómo colaborar

Cada uno podrá encontrar una causa que le importe. No hay acciones grandes ni pequeñas, ya que todas tienen potencial para alcanzar un gran impacto. Ingresando a la web undiaparadar.org.ar. También dando visibilidad a través de las redes con el uso de hashtags #UnDiaParaDarAR y #UnDiaParaDarNext. Las cuentas en redes son @undiaparadarar y @undiaparadarnext.



Publicar un comentario