El pizzero de Ituzaingó confesó que mató a su empleado: “Le di tres o cuatro golpes con una barreta”

 

Luis Mieres, dueño de una pizzería en Ituzaingó, confesó haber asesinado a uno de sus empleados. “Le di tres o cuatro golpes con una barreta”, dijo en su indagatoria frente a la fiscal a cargo de la investigación, Laura Cristini. El homicida, además, contó por qué lo había matado.

 

Fuentes del caso indicaron que el pizzero admitió que le debía a la víctima, Jorge Daniel Zagari, una parte de sus sueldos y la totalidad que debía pagarle en diciembre y que, además, ahora debía pagarle el aguinaldo y las vacaciones. Y argumentó que le había ido mal durante la pandemia y que tuvo que cambiar dólares de sus ahorros.

 

El informe preliminar de autopsia develó que la causa de muerte de Zagari fue una fractura de cráneo, un aspecto que confirma la declaración de Mieres.

 

En tanto, la fiscal ordenó el secuestro de dos barretas encontradas en el lugar, que serán peritadas para conocer si alguna de ellas fue utilizada en el homicidio.

 

Por otro lado, fueron aprehendidos la pareja y el hijastro del pizzero. Cristini busca esclarecer si tuvieron alguna participación en el crimen o si lo encubrieron.

 

Zagari fue enterrado en una fosa ubicada en el fondo de la casa de su empleador, ubicada en la calle Pérez Quintana al 3300. El homicida lo tapó con con una carpeta de cemento.

Publicar un comentario