Detuvieron a una policía por el crimen de una mujer


La hija y hermana de los dos ex policías detenidos por el asesinato a golpes de una mujer en su departamento de la capital de Córdoba fue detenida este miércoles y, al igual que su padre y hermano, quedó imputada del delito de "homicidio calificado". El crimen de Lidia Valle Cabrera, de 65 años, cometido durante la madrugada del domingo, causó conmoción e indignación entre los vecinos, que apedrearon la casa de los acusados.

La policía cordobesa Antonella Bonaldi fue arrestada por orden del fiscal del caso, Fernando López Villagra, que le imputó el mismo delito que a su padre, Roque, y su hermano, Leonel, quienes ya no pertenecen a la fuerza de seguridad. A los tres familiares, además, el fiscal los acusó del "homicidio en grado de tentativa" en perjuicio de Yanina Moreno, hija de Lidia Cabrera, que fue golpeada salvajemente en el rostro mientras su madre era asesinada.

De acuerdo a las fuentes judiciales, Antonella Bonaldi se encuentra en "una situación pasiva" en la policía desde hace un año, a raíz de una denuncia en su contra hecha por Yanina Moreno, quien la acusó de haberla amenazado con su arma de fuego reglamentaria. Madre e hija habían denunciado en al menos ocho ocasiones a los Bonaldi por hacer ruidos molestos y amenazarlas de muerte.

Carlos Nayi, abogado de la hija de Cabrera, solicitó que la Justicia "investigue otras responsabilidades penales" que podrían corresponderles a los policías y funcionarios judiciales que, dijo, no habrían atendido las anteriores denuncias que habían presentado las víctimas.

Roque Bonaldi tenía el rango de oficial inspector cuando fue exonerado años atrás de la fuerza policial cordobesa, mientras que su hijo fue dado de baja. El asesinato de Lidia Cabrera causó conmoción e indignación en el barrio Yofre Sud, tanto que los vecinos atacaron a pedradas la casa de los Bonaldi en reclamo de justicia.

"No puedo ir en contra de los sentimientos de bronca. Los vecinos sienten que apedreando la casa (de los Bonaldi) se sacan la bronca de encima. La gente del barrio está muy enojada".

Declaró Moreno. Las dos mujeres fueron golpeadas por los ex policías. Cabrera murió a causa de la agresión, mientras que su hija tuvo que ser atendida en un hospital de la zona. Su rostro quedó desfigurado.



Publicar un comentario