JUBILACIONES: ¿Cómo será el nuevo esquema de pagos que propone el Gobierno?


A última hora del lunes, el gobierno dejó trascender que estaba lista la propuesta que enviará al Congreso para establecer una nueva fórmula de movilidad para las jubilaciones y pensiones. 

De aprobarse, los haberes se ajustarán desde marzo próximo según la evolución de los salarios y la recaudación impositiva; además, esa indexación será semestral en vez de trimestral como hasta ahora.

Pondría fin a la suspendida ley 27.426 -sancionada durante el gobierno de Mauricio Macri- que ponía el eje en la evolución de la inflación, sin tener ninguna correlación entre la movilidad jubilatoria y los recursos disponibles. 

En los dos años que tuvo vigencia la ley suspendida, el haber mínimo de los jubilados cayó un 19,5% en términos reales.

El proyecto que se pondrá a consideración del Parlamento excluye a la inflación como método de ajuste porque "no es deseable en la Argentina", en virtud de la realidad que el país atraviesa "hace lustros" en materia inflacionaria, según se indicó.

Las dos variables

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo sobre los salarios la semana pasada:

"Tienen que mejorar y esto es parte de lo que se proyecta para el año próximo, es parte de lo que se ha incluido en la ley de Presupuesto 2021. El poder adquisitivo del salario es vital para traccionar a la economía".

Aseguró.

Sobre el otro índice que definirá la mejora semestral de los haberes, la AFIP informó que en octubre la recaudación tributaria creció un 43,9% en comparación con el mismo mes del 2019, al sumar ingresos por $642.104 millones, con lo que por segundo mes consecutivo registró una variación real positiva, por encima de la evolución de la inflación.

Proyección 2021

Fuentes de Anses, organismo que conduce Fernanda Raverta, compartieron la proyección de Economía para el año próximo con la nueva fórmula. 

Estiman que para marzo próximo el aumento sería de 11,9% y para septiembre próximo de 18,2%, por lo tanto, el alza 2021 sería de 32,2%. Al compararlo con la fórmula del gobierno anterior ya derogada el incremento sería de 30,9% (marzo 6,8%; junio 7,4%; septiembre 6,8% y diciembre 6,8%).

Es que en congruencia con las evoluciones proyectadas en el Presupuesto 2021, se puede considerar ese escenario en base a que los beneficios crecerán al ritmo promedio actual 0,1% anual. El RIPTE (índice salarial) en el segundo semestre de 2020 aumentaría un 11,4% y un 15,3% en el primero de 2021.

Los recursos tributarios acumulados en el segundo semestre de 2020 aumentarían un 26,4% respecto del acumulado del mismo semestre de 2019, y en el primer semestre de 2021 un 46,4% respecto de 2020.

Publicar un comentario