Profesor le prohibió a una alumna amamantar a su bebé en clase virtual


Una clase de estudiantes de California recibió un correo de uno de sus profesores con una nueva regla: como las clases eran online debido a la pandemia de coronavirus, todos debían tener las cámaras y micrófonos de sus computadores encendidos para demostrar la asistencia.

Marcella Mares, madre de Olivia, de 10 meses, respondió al email explicándole que no tenía problemas con la norma, pero que era posible que tuviera que apagarlos de tanto en tanto para amamantar a su bebé.

Su respuesta fue: 

"Eso no es lo que debes estar haciendo durante la clase. Hazlo en tu tiempo libre'".

Contó la joven en su cuenta de Instagram, en la que publicó una foto con su hija comiendo para demostrar que "sí me puedo concentrar en clases mientras amamanto a mi niña".

Media hora después, Mares tuvo que encender su cámara y su micrófono para escuchar la ponencia de ese mismo profesor, que comenzó con una aclaratoria inesperada. 

"La primera cosa que dijo a toda la clase en nuestra reunión de Zoom fue: 

'Recibí un correo realmente extraño de una estudiante que decía que necesitaba hacer cosas inapropiadas durante la clase. Chicos, deben entender que ahora tienen prioridades y necesitan poner todas esas distracciones a un lado o ponerse creativos cuando sus niños los necesiten'".

Después de eso, Mares dice que sí que perdió la concentración. Cuenta que se sintió "desmotivada", "humillada", "discriminada", "tan herida de que un ser humano dijera aquellas cosas". 

En su publicación en Instagram cuestionó que el profesor comparara la alimentación de su bebé con una distracción como la que generan los celulares, la televisión o cualquier otra cosa.

Según CNN, días después el instructor le pidió disculpas y accedió a que ella pudiera amamantar a su bebé en cualquier momento, incluso si estaban en exámenes.

Consultado por la televisora, el Fresno City College, donde ocurrió el incidente, respondió que tomaron acciones de acuerdo con las leyes de California y "para asegurarnos de que los derechos de ella no fueran violados", dijo la oficial de información del centro estudiantil, Kathy Bonilla.

"Las mamás que amamantan y están tratando de hacer malabares entre la escuela, el trabajo y un bebé deben ser elogiadas, no menospreciadas ni humilladas".

Escribió la joven al cierre de su publicación en Instagram. 

"Amo a mi bebé y pondría su salud por encima de cualquier cosa y de cualquier persona, ¡cualquier día de cualquier semana!".

Escribió.



Publicar un comentario