El país reabrirá sus fronteras a turistas regionales y no será necesaria una cuarentena

Entre la última semana de octubre y la primera de noviembre la Argentina permitirá el ingreso de turistas nuevamente después de 7 meses de bloqueo por la pandemia por coronavirus.

 

Las aerolíneas y las empresas de colectivos ya comenzaron a diagramar un esquema para restablecer los servicios entre la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Bolivia y Paraguay.

 

En parte los transportistas ejercieron presión y, por otro lado, el gobierno tiene necesidad de ingreso de dólares para buscar calmar la economía.

 

Si bien no se imaginan un ingreso masivo de visitantes, resta determinar cómo se utilizarán los aeropuertos y si habrá corredores sanitarios. Anoche en Casa Rosada, varios ministros deliberaron sobre el asunto.

 

Entre ellos estuvo el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el de transporte, Mario Meoni, y el de Turismo, Matías Lammens.

 

Hay una determinación que sirve como señal: quién entra no deberá hacer cuarentena pero aún resta saber cómo los demás distritos del país pueden llegar a aceptarlos en caso que viajen en “modo turismo” por distintos lugares.

 

Sólo se permitirá, de momento el aeropuerto de Ezeiza para los vuelos, la estación de ferrys para llegar desde Uruguay y aún no saben cómo controlar los colectivos.

 

En algunos sitios se tomará temperatura, en otros proponen un test rápido y en otros un hisopado. Esta última posibilidad podría ser exigida en origen, es decir antes de salir hay que hacérselo y llegar con el comprobante. 

Publicar un comentario