Desvalijaron una escuela agropecuaria y se llevaron hasta los caños de agua

El Centro de Formación Rural “El Tejado", funciona hace 42 años en General Rodríguez. Y en las últimas horas fue robada. Los delincuentes se llevaron el tambo y hasta los caños de agua.


La escuela está ubicada en la ruta 6 y ruta 24. Allí estudian 115 alumnos. A lo largo de los años fue escenario de algunos asaltos, pero ninguno de esta magnitud. 

“Fue un golpe tremendo para nosotros”.

Reconoció angustiado Alfredo Antoniazzi, director de la institución.

Si bien las clases presenciales están suspendidas por el coronavirus, los maestros siguen asistiendo para realizar distintas tareas como el ordeñe y darle de comer a los animales. En el establecimiento hay vacas, terneros, gallinas y toros.

El miércoles a la mañana cuando llegaron los docentes, se encontraron con el triste panorama: el galpón donde los alumnos practicaban la actividad vinculada al tambo había sido saqueado.

El lugar no cuenta con cámaras de seguridad por lo que no quedó registro del hecho, pero llamó la atención las huellas que dejó una camioneta. Las autoridades estiman que actuaron entre seis y siete ladrones que sabían lo que hacían. 

“Esta no es gente improvisada. No se llevaron lo encontraron al paso, acá actuaron con conocimiento porque se llevaron una bomba que está a 70 metros de profundidad, además de motores, la bomba de agua y una balanza".

Detalló Antoniazzi.

La maquinaria que se llevaron es fundamental para el ordeñe de las vacas, que ahora se hace de forma manual. Gracias a la ayuda de la Sociedad Rural de General Rodríguez, volvieron a tener agua.

Otro problema que tuvieron que resolver el mismo día del robo fue el traslado de los animales, que fueron llevados a campos de vecinos que se solidarizaron con la difícil situación por la que estaban pasando.

Antoniazzi contó que habían sacado un crédito para la compra de maquinarias, pero dijo que este golpe no les va a hacer bajar los brazos. 

“El producto de este tambo es la producción educativa, no de leche. Los chicos tienen que seguir adelante, somos una gran familia, y entre todos vamos a salir adelante".
En las redes sociales contaron lo sucedido y reconocieron que:

 “Volveremos a apostar al trabajo digno, al esfuerzo y compromiso de alumnos y familias para recuperar el entorno formativo, únicas herramientas válidas para aspirar a construir un país. Dios quiera que la investigación policial llegue a buen puerto y poder recuperar algo de lo perdido”, 

Escribieron en un posteo de Facebook.



Publicar un comentario