Cuidadora de ancianos asesinó a jubilada a golpes con palo de amasar


Una cuidadora de ancianos, de 71 años, fue detenida por los pesquisas policiales en el balneario bonaerense de Nueva Atlantis, en el partido de La Costa, al estar sindicada como autora del asesinato de una jubilada, de 82, a quien, el 25 de septiembre pasado, masacró sin piedad a golpes en la cabeza con un palo de amasar para robarle 100.000 pesos. 

Se cree que sospechosa del ilícito habría actuado instigada por su novio, de 32 años, quien había trabajado como enfermero en la casa en la que residía la fallecida.

Los voceros del departamento judicial de Dolores revelaron a cronica.com.ar que la acusada, de 71 años, fue apresada en la jornada de ayer en relación al crimen de Blanca Liria Ferreira, de 82, cuyo cadáver con golpes en la región del cráneo fue localizado en el interior de una finca situada en Olmos al 1300, en jurisdicción del balneario Nueva Atlantis.

En esa misma casa, habita el esposo de la víctima, de 88 años, quien se encuentra postrado en una cama a raíz de una discapacidad.

Por el asesinato, los integrantes de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de La Costa allanaron ayer el domicilio de la cuidadora de ancianos, ubicado en el mismo balneario, oportunidad en la que se determinó que había algunas manchas de sangre tanto en el picaporte de la puerta principal como en una reja, las cuales fueron peritadas por los expertos de la Policía Científica.

Mientras tanto, en un predio que es aledaño a la mencionada vivienda, los servidores públicos encontraron un palo de amasar quemado, que habría sido usado en dicho asesinato, que se cometió para sustraer la suma de 100.000 pesos que la pareja guardaba dentro de una caja metálica.

Otros objetos secuestrados fueron un trapo de piso, una cortina y un billete de 200 pesos (todos ellos manchados de sangre), 46.500 pesos, celulares y cuadernos con distintas anotaciones.

Trascendió que la imputada había trabajado durante algunos meses como cuidadora de ancianos en la vivienda en la que residía la víctima fatal junto a su marido y se asegura que una tarea similar también había desarrollado su novio, de 32 años. Este sujeto, que se cree había sido instigador en el bestial crimen, fue despedido de esas tareas porque habría sido sorprendido mientras revisaba los objetos de valor del matrimonio.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los efectivos también concretaron otros dos operativos en Mar de Ajó, en los que viven otros dos enfermeros, quienes no habrían participado en el asesinato.

Autoridades de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Dolores y de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo agravado por uso de arma impropia en concurso real con homicidio”, el doctor Martín Miguel Prieto, fiscal de la Unidad Funcional N° 2 de La Costa, y Diego Olivera Zapiola, titular del Juzgado de Garantías N° 4, ambos dependientes de los tribunales de Dolores.

Publicar un comentario