(VIDEO) Como en el Cirque Du Soleil: Un ladrón trepó 10 metros para robar cables en Lomas de Zamora


Los robos durante la pandemia por el coronavirus están a la orden del día. En moto, en auto, caminando y hasta a caballo los delincuentes se mueven por todo el país provocando miedo a los vecinos. Y cuando creímos haberlo visto todo, un usuario grabó al “ladrón equilibrista” de Lomas de Zamora.

Juan tomó las imágenes el martes por la tarde en el barrio Villa Rita cuando vio en vivo y en directo a un delincuente que trepó unos 10 metros por un palo de luz para llegar a los cables que, con mucha destreza, iba desenganchando.
“Yo vivo cerca, pero estaba ahí por mi trabajo. Llegó solo, escaló el palo y agarró a los cables. Con mis compañeros no podíamos creer lo que estábamos viendo, por eso lo filmamos. Parecía un equilibrista y por cómo se manejaba te dabas cuenta que no era la primera vez que lo hacía”.

Relató el hombre.


 

Juan se acercó a preguntarle qué estaba haciendo y el joven le contestó que se estaba llevando los cables. Cuando le dijo que eso no se hacía, el ladrón le respondió: 

“Lo hago porque no tengo trabajo como vos”. 

Y siguió robando ante la atónita mirada de los trabajadores y de los vecinos que también salieron de sus casas para grabarlo.

En las imágenes se lo puede ver caminando sobre uno de los cables y con una mano desenganchando otros. En algunos momentos se tambalea, pero no cae. Después de unos minutos, y cuando consideró que el botín era suficiente bajó y se fue caminando.

Juan contó que cuando cae la tarde el barrio queda a oscuras, porque ya se robaron todos los cables. Y los vecinos les dijeron que las empresas no los reponen porque los vuelven a sacar. No solo los de la luz, también los de teléfono y los de televisión.

“Era un chico joven. Y por lo que pude averiguar todos los conocen porque vive en el barrio. El cobre lo pagan bien ahora, así que con unos cuentos kilos que robe por día se hace unos buenos pesos. Se tiró haciendo piruetas como en el Cirque Du Soleil. No podía creer lo que estaba viendo”.

Dijo.

Llamaron al 911 y al rato llegó un patrullero con los policías y lo atraparon cuando escapaba. Lo subieron a la camioneta en la que también cargaron el cable y se lo llevaron detenido. 

Pero a los minutos volvieron a buscar testigos, pero nadie accedió. 

“Los vecinos tienen miedo de decir algo por temor a las represalias porque lo conocen. Entonces a la policía no le quedó otra que irse. A mí me dijeron que la fiscal les pide testigos para abrir una causa. Seguramente ya fue liberado”.

Concluyó el hombre.

Los vecinos que viven en la esquina de Mayor Olivero y Gaona ahora no sólo están a oscuras, sino que se quedaron sin poder mirar televisión y sin hablar por teléfono.

Publicar un comentario